Aclarando Conceptos: Humildad y Pobreza

Las sociedades construyen, expresa o tácitamente, los valores que rigen no sólo la interacción de los hombres, sino además las acciones que son aplaudidas o condenada por éstos. Los valores son las redes o canales que le permite a una persona tomar las acciones para mantenerse en el grupo al cual decide pertenecer.

Existen valores y antivalores, que se ven expresado en la forma de vivir de las personas. El problema viene cuando se confunden valores con situaciones y se vive de determinada manera, pensando que se está siendo leal a un valor. El tema de la pobreza y la vida humilde es una de ellas, ya que creemos que la pobreza es la forma adecuada de vivir con humildad.

Comenzamos poniendo en contexto el significado de la humildad, que no es otra cosa que tener claridad acerca de sí mismo, de conocer tanto las virtudes como las debilidades propias, y actuar de acuerdo a ello. Es entonces cuando la humildad nos permite saber en qué somos conocedores o ignorantes, es qué podemos ser de utilidad para otros o dejar que otros nos ayuden, para qué somos buenos y para qué no lo somos. La humildad es un termostato que nos dice hasta donde hemos de llegar con lo que tenemos, y hasta dónde hemos de reconocer que carecemos de lo que se necesita para cumplir un rol o realizar una actividad.

Es entonces una falta de humildad aceptar roles cuando sabemos que no tenemos el conocimiento adecuado, cuando te propones como presidente del condominio cuando nunca has controlado ni tu propio dinero, cuando asumes roles de liderazgo sabiendo que eres tímido, cuando alardeamos de saber algo que realmente no hemos aprendido, de mostrar lo que con claridad sabemos que no lo somos, de comprar cosas a sabiendas que te estás gastando todo lo que tienes, o cuando cometemos un error en nuestras responsabilidades y le echamos la culpa a otros. No sólo es falto de humildad el que alardea de tener más de lo que puede, sino el que se ofrece a hacer algo para lo cual sabe que no está calificado, aún con la buena intención de ayudar.

Por otro lado tenemos el significado de la pobreza, que no es más que la falta de algo. Ese algo no es solamente en el terreno material, sino en el terreno espiritual o social. Y la falta está asociada no sólo a la inexistencia, sino a la necesidad de ello: una persona es pobre de dinero cuando lo necesita, una persona es pobre de salud cuando está enferma. Es la carencia expresa lo que indica la pobreza, y no la inexistencia per se.

Una vez entendido que ser humilde es un valor y que la pobreza es un problema, podemos entender que la humildad nada tiene que ver con la pobreza, y que la pobreza no tiene relación directa con el dinero (es un aspecto, pero no es el todo). Se puede ser poco humilde siendo pobre de dinero (como aquellos que se gastan lo que no tienen en el celular de moda), al igual que se puede ser humilde siendo rico de dinero (como Shakira). Se puede ser rico en salud, pobre en dinero y poco humilde, al igual que se puede ser rico en salud, rico en dinero y muy humilde. Es la sociedad quien ha inventado y mantenido esa confusión entre humildad y pobreza, haciendo que sea mal visto (y hasta condenado) por otros la prosperidad económica, profesional o intelectual de las personas.

He conocido mucha gente sumamente rica en conocimientos, en talentos y con ganas de surgir, quienes no han salido del barrio donde viven, por sentir que con ello traicionan a sus vecinos, a sus amigos y familiares, por pensar que van a perder la humildad al proporcionarse una vida mejor. Se han cortado sus propias alas para complacer a la sociedad, poniendo en riesgo el futuro de sus propios hijos (aunque no los tengan todavía). Incluso hay quienes han dejado de vivir la vida de sus sueños, para vivir en la pobreza pensando que son humildes.

Tal vez la peor falta de humildad sea dejar de ser quien sabes que eres, para ser lo que otros te digan quien debas ser.

———

Compartir es señal de riqueza. Si te pareció interesante este artículo, compártelo en tus redes sociales, y ayuda a otros a salir de la confusión entre Humildad y Pobreza.



Deja tus comentarios aquí: