Agradecer, alegrarse, compartir

Hoy se celebra Thanksgiving, o Día de Acción de Gracias. Quizás junto al 4 de Julio, una de las celebraciones más norteamericanas que existen y junto a Navidad y Año Nuevo, de las que más mueve a este país.

Su historia viene de la primera cena entre los peregrinos colonizadores y los nativos americanos y aunque ha tenido sus críticos, así como las tiene el 12 de Octubre en todo el continente, sigue siendo una de las celebraciones más hermosas y que vale la pena adoptar aunque no se viva en Estados Unidos. No está atada a una denominación religiosa, ni hay compromiso de dar regalos, simplemente es una ocasión para reunirse y celebrar las cosas esenciales en la vida: la comida, la familia, la amistad.

Pero lo mejor de todo, es que el énfasis está en la gratitud, porque no importa que tan complicada esté la vida en un momento determinado, todos tenemos algo que agradecer. Pasamos mucho tiempo con la cabeza en las cosas cotidianas o en lo que no tenemos, y se nos olvida lo afortunado que somos y lo que sí tenemos. Se nos olvida que es necesario dar las gracias cada día.

Además del ritual del agradecimiento, el Thanksgiving significa viajes. La familia norteamericana suele estar esparcida por el país y al ser un feriado largo, se presta para ir a visitar. De allí que se conserve la tradición de reunirse en la mesa familiar. Este año, por ejemplo, se estima que más de 42 millones de personas se trasladarán de un lugar a otro esa fecha.

agradecer2Por supuesto, es el momento para reencontrarse, para ponerse al día, para abrazarse, presentar nuevos miembros de la familia, recordar las ocasiones anteriores en que se reunieron. Claro, las familias disfuncionales que aparecen en las películas que terminan haciendo desastres porque no pueden pasar más de dos horas juntos, también existen, pero familia al fin.

La comida tradicional forma parte esencial de la celebración y si bien es cierto que podemos cometer excesos, es uno de los pocos momentos en los que realmente nos sentamos a disfrutar y agradecer los alimentos. Además, normalmente cada quien aporta algo a la mesa y eso la hace mucho más rica.

El Día de Acción de Gracias también marca el inicio de las festividades de fin de año y mucha gente aprovecha para comenzar a adornar la casa para Navidad en familia.

agradecer1Hay otra costumbre que particularmente he adoptado desde que llegué a este país que es aprovechar ese día para compartir con aquellos que necesitan. Hay muchos lugares que esos días reciben personas sin hogar y les dan alimentos y ropa. Cualquiera se puede anotar como voluntario para servirles la comida o donar. También se puede invitar a casa a alguien que no tenga con quien pasar el día. Eso sucede mucho con los que somos extranjeros, que a veces no tenemos familia para visitar o los medios para preparar la celebración en casa, Así que estar pendiente de los otros, también es una forma de compartir y celebrar.

Si está considerando celebrarlo, ya sea en Estados Unidos o afuera, recuerde planificar para que la celebración no termine siendo una carga.  Ya sea que hagan un almuerzo tradicional o simplemente sea una excusa para reunirse, lo importante es preparar con antelación o repartirse el trabajo entre todo para que no perdamos de vista lo principal que es agradecer, alegrase y compartir.

 



Deja tus comentarios aquí: