Alcanza tu propio nivel conciencia, y tus sueños se harán realidad

Alcanza tu propio nivel conciencia, y tus sueños se harán realidad

He visto cómo muchas personas se esfuerzan en conseguir resultados sin lograr tenerlos con plenitud. Todo esto tiene su causa. En parte, por la cultura del esfuerzo, que por supuesto está bien, y es mucho mejor que la cultura de la vagancia, pero que aun así deja mucho por hacer.

Esto es porque estamos centrándonos en la ley incorrecta. Nos empeñamos en que la vida es un sufrimiento, que todo lo bueno cuesta, que estamos solos y que no tenemos ningún poder para enfrentarlo.

Y claro, todo cuesta, hay que trabajar y esforzarse, ese no es el error. El gran error radica en que este esfuerzo y este trabajo vienen desde la conciencia, las emociones, y no desde el pensamiento o acción como tal.

El camino para lograr tus metas requiere tener una nueva conciencia, una mirada diferente del mundo y del yo que, a su vez, demanda una nueva dimensión mental. De todo esto y más se trata la ley de la asunción.

En el mundo que conocemos predomina el esfuerzo externo sobre la máxima conciencia interna. Por esa razón, muchas personas no logran alcanzar sus sueños, metas y todo aquello por lo que “han trabajado”.

En la naturaleza todo sucede fácil, ella no se esfuerza nada, solo hace lo que sabe hacer y deja que lo infinito opere. En el ser humano sucede todo lo contrario. No permitimos que nuestra divinidad opere a través de nosotros, por eso sufrimos y nos esforzamos tanto sin necesidad.

Entre tu estado actual y el deseado no hay esfuerzo, ni trabajo, ni acción. Lo que existe y necesita más bien es una conciencia diferente. Menos acción significa “asunción del resultado”, y eso es lo que la ley de la asunción te permite.

Todo lo que tiene la creación ya está listo, terminado, así como tú también lo estás y todos tus sueños. Estos ya son reales en el nivel de conciencia que los hará materiales, solo debes alcanzar tu conciencia y todo lo que deseas se hará realidad.

Si no logras ver en tu experiencia ningún deseo cumplido, entonces, es porque no están incluidos en tu actual nivel de conciencia, los excluiste y es ahí cuando debes interiorizar que nada tiene que ser creado, solo tiene que ser manifestado.

La asunción de que es así, que es inevitable que sea así y de que todos tus sueños están ya completados lleva lo invisible a lo visible. Recuerda: para poder ayudar a otros, debemos ayudarnos primero a nosotros mismos reconociendo el poder que hay en cada uno capaz de crear universos. Es simplemente ser conscientes.

Ley de la asunción: si desde tu conciencia persistes en la emoción del resultado, hasta que se convierta en dominante, el logro será seguro.

Saber que eso ya existe; no lo ves, no lo tocas, pero sabes que existe, existe en el orden implicado, y si lo trasladas así, existirá en el orden explicado. Es en otras palabras convertir la sensación del futuro en un sueño cumplido ya, alcanzar tu nivel de conciencia y todos tus sueños se harán realidad. “Convierte tu sueño futuro en hecho presente asumiendo la sensación del deseo cumplido”. Neville Goddard.

Imagen de fancycrave1 en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: