Algunos beneficios de las mandarinas

La vitamina C presente en la mandarina es excelente para la piel, tanto cuando se consume como si se aplica tópicamente sobre la piel. El consumo regular del jugo de mandarina hace que la piel brille y mejora su tono en gran medida.

Las mandarinas son utilizadas en ensaladas y casi siempre se comen crudas. Además, esta fruta es dulce y jugosa y proporciona sabor a caramelos, chicles y helados. Su cáscara contiene aceites esenciales que se utilizan en las preparaciones de la industria del perfume y cuidado de la piel.

Entre los diferentes beneficios que otorga el consumo de la mandarina se encuentran sus propiedades antioxidantes que ayudan a combatir la contaminación. De ahí que protegen el cabello por el condicionamiento, por ejemplo. Pero eso no es todo, son populares para la lucha contra los signos de envejecimiento como las arrugas y líneas finas.

Además, el aceite de mandarina es útil en el crecimiento de nuevas células y tejidos. Esto ayuda para acelerar la curación de heridas.

La vitamina C en la mandarina es fundamental en la prevención de resfriados y es vital para el buen funcionamiento de un sistema inmunológico saludable, ya que  tiene propiedades antimicrobianas que evitan que las heridas se infecten, así como virus, hongos e infecciones bacterianas. Es un purificador natural de la sangre que ayuda a eliminar las toxinas y sustancias no deseadas del cuerpo.

También ayuda a los niveles de presión arterial. Se compone de nutrientes y minerales como el potasio que reduce la presión arterial. De igual manera, los antioxidantes presentes en la mandarina ayudan a reducir el colesterol malo y promover el buen colesterol y además contienen fibra soluble e insoluble, como hemicelulosa y pectina, que impide la absorción de colesterol en el intestino.

La mandarina por lo general es de costo accesible y puede durar varios días. Con todos estos beneficios es hora de que la incluyas en tu dieta diaria.

Investigaciones han revelado que las mandarinas pueden reducir el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. Esto por los carotenoides presentes y debido a su alto nivel de vitamina A. Por otro lado el jugo de mandarina que han recibido pacientes con hepatitis C redujo el riesgo de desarrollar cáncer de hígado debido a su alto contenido de criptoxantina beta. Y como también tienen un alto nivel de limoneno que tiene efectos anticáncer ayuda a prevenir el cáncer de mama.



Deja tus comentarios aquí: