Alimentación para todos y para toda la vida

Por el Centro de Atención Nutricional Infantil Antímano (CANIA)

La alimentación proporciona a nuestro organismo los nutrientes y la energía requerida para subsistir, pero además, nos da la salud, la fuerza y el bienestar necesarios para desarrollarnos como personas. Está estrechamente ligada a nuestros sentimientos, creencias, educación y valores. En consecuencia, conocer los beneficios de su consumo y los riesgos tanto individuales como sociales de consumirlos inadecuadamente o en exceso, garantizará el que podamos decidir con equilibrio, autocontrol y co-responsabilidad.

Por tanto la alimentación debe ser:

Importante: dando el justo valor que se merece. Debe tener un horario y un lugar fijo, sin elementos que nos distraigan, y con el tiempo suficiente para servirnos y disfrutar. Favorece el intercambio entre los miembros de la familia y el modelaje de las buenas prácticas de la alimentación.

dieta balanceada 300Suficiente: que aporte los nutrientes y energía en suficiente cantidad, de acuerdo a los requerimientos de cada persona, recordando que todos somos diferentes.

Sana: que nos de salud. Debemos consumir alimentos naturales o perecederos que podamos comprobar su frescura. Al consumir alimentos manufacturados debemos estar atentos a la fecha de vencimiento, si cuentan o no con permiso sanitario, sus ingredientes, el aporte nutricional que brindan, y el número de raciones por contenido del empaque.

Equilibrada: que los nutrientes de la dieta guarden entre sí proporciones que han sido demostradas como indispensables para el mantenimiento de la salud. Proteínas, carbohidratos y grasas, vitaminas y minerales.

Completa: que contenga todos los grupos de alimentos utilizando la mayor variedad dentro de ellos. Existen cinco grupos básicos: panes y cereales, frutas y vegetales, lácteos y carnes, y grasas y misceláneos; además del agua indispensable para mantener la vida y la utilización de nutrientes. Todos requerimos cantidades diferentes de alimentos según la edad, el sexo y la actividad física que realizamos.
En Venezuela, como indica el Instituto Nacional de Nutrición, contamos con el Trompo de los Alimentos, como el modelo que nos orienta sobre cómo debemos distribuir los grupos de alimentos en nuestra dieta: más cereales y menos grasas; sin olvidar el consumo diario de frutas y vegetales en suficiente cantidad.

Adecuada: que se adapte a los requerimientos de cada persona desde su preparación y presentación, considerando siempre la adecuada higiene en la manipulación de los alimentos.



Deja tus comentarios aquí: