Alivia el estrés de manera natural

Cuando nos estresamos nuestro cuerpo segrega cortisol, la hormona del estrés, aumenta nuestro ritmo cardiaco y la presión sanguínea, además nuestro sistema inmunológico se suprime, nos desequilibramos hormonalmente y para agregar un poco más; aumenta nuestro colesterol, los niveles de azúcar y acumulamos grasa, así que es mejor relajarse.

Hoy en día existen muchas razones para vivir bajo presión, estresados y llenos de ansiedad y así mismo existen muchos medicamentos farmacológicos capaces de contrarrestar por un tiempo los síntomas que padecemos cuando nos sentimos ansiosos o estresados.

La homeopatia se presenta como una verdadera alternativa natural para mejorar y tratar los síntomas de la ansiedad y sus consecuencias, sobre todo porque las causas de la ansiedad están asociadas a las preocupaciones del día a día y los pensamientos pocos saludables, así que ¿Por qué no tratar algo que viene de manera natural, con algo natural?

Es importante siempre conocer las causas que están generando los estados de ansiedad o estrés, de esta forma se encontrará también la solución para dejar de sentirlos, por ejemplo cuando estamos muy agobiados o estresados solemos tomar mucho café o recurrir a los dulces y pasteles para “bajar” la ansiedad, y resulta que esto nos causa hiper excitación y aumenta nuestro ritmo cardiaco, es por ello que siempre debemos observar y conocer nuestro cuerpo. Unas copas demás o el cansancio también pueden originar ansiedad.

Otras causas de la ansiedad pueden ser:

  • No dormir bien
  • Alto nivel de trabajo y mala organización
  • Medicamento: algunos fármacos traen como efecto secundario la ansiedad
  • Suplementos para adelgazar
  • El miedo y la angustia

Un tratamiento homeopático puede ayudar a combatir los principales síntomas causados por el estrés y las presiones diarias, Sedafit indica que: “A diferencia de los ansiolíticos tradicionales utilizados para el tratamiento del estrés, la alternativa homeopática no produce dependencia”.

Si bien la ansiedad es una condición que puede ayudarnos a enfrentar situaciones de peligro o riesgo, también es cierto que cuando es muy intensa puede ser una fuente perenne de sufrimiento de ahí la importancia de controlarla, y aunque la forma más efectiva sería ocuparnos de aquello que nos incomoda, atacarla puede requerir tratamiento. Es por ello que es mejor acudir a uno que sea natural y que nos permita reconocer las causas y atacarlas, afrontándolas de manera consciente, ya que cuando la ansiedad o angustia se convierten en una fuente de sufrimiento también se transforman en una patología.

Este post es parte de nuestros contenidos patrocinados.



Deja tus comentarios aquí: