Alzando el vuelo ¡Volando hacia la libertad!

Hoy tuve una dosis de Inspirulina y quise compartir esto con toda la comunidad.

En mi época de adolescente se hizo muy conocida una canción del grupo mexicano Pandora que decía en una de sus estrofas «Como una mariposa escapando sin mirar atrás, como una mariposa volando hacia la libertad…» Hoy recuerdo esa canción, específicamente esa frase y en estos momentos la asimilo y analizo por los cambios que se están suscitando en mi vida.

Interpreto esa expresión como un cierre de ciclos, cierre de etapas, agradecimiento por cada minuto y vivencia, cada «fracaso», obstáculo superado y alegrías vividas. No digo tan literalmente «volando sin mirar atrás», porque considero que cada tanto hay que rememorar lo vivido para tomar de allí los elementos importantes para seguir avanzando.

Alzando el vuelo es vivir cada uno de los post que he escrito. Como una mariposa  lo relaciono con «El vuelo de las mariposas…metamorfosis y transformación». Es el instante de la metamorfosis, de vivir estos cambios que la vida me está permitiendo afrontar, con la fe puesta en que cada día será mejor que el otro, que debo subir el arco iris con toda su gama de colores y vivirlos intensamente, que duele tomar decisiones pero que de eso se trata la vida.

Nos aferramos a personas y trabajos como si fuesen insustituibles e indispensables y pensar que cuando soltamos esas amarras nos damos cuenta que no es así y sentimos una libertad plena; al tomar la decisión de cerrar esos ciclos haces como las mariposas «vuelas hacia la libertad», como papagayo despliegas todo tu esplendor si tomas esa decisión en el momento correcto y con la actitud de afrontar lo nuevo y disfrutarlo; aquí no importa que digan que andas como «volador (cometa) sin cola», es decir, sin dirección, porque solo tu sabes a donde quieres llegar.

Alza el vuelo como cometa, mariposa, globo de helio...

Fuente: http://es.aliexpress.com

Otro de los post relacionados es «mi cable a tierra» allí comenté que el LUPUS cambió mi vida hace 18 años y esta enfermedad inmunológica ha sido una lección constante en mi vida, un «sabio» que me enseña a vivir. Hoy un Linfoma Hodkings diagnosticado a mi hermana en el mes de diciembre, me ha ayudado a tomar otra gran decisión, la de cerrar ciclos, transformar mi vida y ver esta enfermedad como la oportunidad de alzar el vuelo y volar hacia la libertad.

Cada «golpe» dado por estas enfermedades en nuestra familia, ha representado dolor, tristeza, lucha, superación y aprendizaje. El diagnóstico y posterior tratamiento vivido con mi hermana, gracias a Dios hoy superado, me ha permitido tomarlo como «excusa» para empezar a vivir nuevamente, a despedirme de mis afectos, familiares, amigos y todos mis seres queridos, también me ha permitido disfrutar al máximo del cariño  de esos afectos que hoy dejo en mi país, haciéndome sentir que en el camino  recorrido hasta ahora he sembrado buenas semillas y de cada error he obtenido un gran aprendizaje.

Cuando se suscitan estos cambios solo resta agradecer a Dios el haber cruzado en nuestro camino tantas personas maravillosas, que representan esos pasajeros del tren de nuestras vidas, así como tantas personas «tóxicas» porque con ellas (en mi caso) aprendí a identificar lo que no quiero en mi vida y como tratarlas. Resta agradecer la capacidad que nos otorga para sobre llevar este tipo de situaciones y extraer de ellas el máximo jugo para ser mejores cada día.

Estos son los momentos de tomar «una ola tras otra» como dice mi inspirador Eli Bravo, con los brazos abiertos al universo, con los pies en la tierra, pero con un poco de «helio en el cerebro» que me permita alzar el vuelo de tanto en tanto y ver el horizonte desde otro plano, regresar a pisar tierra y decir al mejor estilo español A por ello!

Maria Carolina Rivas S

 



Deja tus comentarios aquí: