Aprende sobre la resiliencia

Aprende sobre la resiliencia

Cada vez más se oye sobre la resiliencia, y hay gente interesada en esta idea. Creo que se debe a que vivimos en un mundo tan turbulento y con tantos desafíos que verdaderamente necesitamos aprender de esto.

Acerca de la resiliencia

La resiliencia es la capacidad que tenemos los seres humanos para adaptarnos positivamente a situaciones adversas. Originalmente este término se usaba para algunos materiales como el acero que tenían la capacidad de recuperar su forma inicial a pesar de los golpes que pudiera recibir y a pesar de los esfuerzos que pudieran hacerse para deformarlo. Posteriormente se usó para la psicología haciendo referencia a nuestra posibilidad de superar algo y salir fortalecido(a) y mejor que antes.

¿Es la resiliencia innata o puedo adquirirla?

En un principio se consideró que esta era una condición innata de algunas personas. Sin embargo, luego se concluyó que es una capacidad que todos tenemos.

Obviamente, hay personas que por naturaleza son más optimistas. Por ello tienen más desarrollada la habilidad para afrontar la adversidad desde un mejor lugar. Sin embargo, hay acciones que puedes llevar a cabo para desarrollar tu resiliencia. Así que aquí te doy mis recomendaciones.

¿Cómo desarrollar mayor resiliencia?

1.- Fortalece tu autoestima:

Si tu sentido de valía está asociado a algo fuera de ti y pierdes eso, te sentirás muy mal. Debido a que la resiliencia está asociada a la adversidad, que puede ser perder un trabajo, una pareja, dinero o la salud. Es importante que tu amor propio no esté basado en estos elementos.

Por el contrario, si reconoces el maravilloso ser humano que eres, si te das cuenta de los muchos talentos y recursos internos que tienes, entonces, podrás encontrar formas de superar tu pérdida.

2.- Conócete:

El proceso de autoconocimiento es maravilloso, pues te permite conocer tus recursos internos. Cuando sabes cuáles son tus talentos y fortalezas y también tus debilidades, sabes en qué puedes apoyarte para poder superar cualquier desafío.

Asimismo, cuando sabes qué cosas te alegran y cuáles son tus valores, sabes qué hacer para buscar un enfoque distinto. Además, conoces cómo encontrar la fuerza interna para enfrentar ese reto.

Así que dedica tiempo para estar contigo y conocer al extraordinario ser que ves al mirarte en un espejo.

3.- Conecta con tu creatividad:

Para mi la creatividad viene de la conexión con Dios, con esa sabiduría infinita a la cual podemos acceder para encontrar ideas, respuestas, salidas que tal vez ni si quiera habíamos imaginado.

Nuestro poder creador es ilimitado, sin embargo, debemos creer que lo tenemos y acallar al duro juez interno que habita en nuestra mente. También debemos tener la paciencia y la disciplina suficiente para que esas ideas lleguen a nosotros. Para esto la meditación en sus muchas formas es una excelente aliada.

4.- Desarrolla una actitud de gratitud:

A veces cuando enfrentas un desafío puedes tener una visión de túnel que solo ve eso. Como si nada más existiera en tu vida. Si, además, tienes una actitud pesimista, ves el reto como un gran problema, algo que te supera.

Esa forma de mirar impide que te des cuenta de que hay otros ámbitos donde las cosas funcionan. Por eso es tan importante que veas tus bendiciones. Hay que entrenar la mente para que las percibas así. Por ejemplo, tener vida, contar con afectos, tener inteligencia. Además esas «pequeñas cosas» que damos por sentado: poder mirar, poder expresarnos, tener piernas para desplazarnos. Cuando miras todas tus bendiciones y te apoyas en ellas, encuentras la forma de vencer tus desafíos.

5.- Ten buen sentido del humor:

En medio de las adversidades hay motivos para reírte. A veces es valioso, incluso, burlarte de ti y tus tragedias. Aligerar la forma como miras lo que te ocurre hace una diferencia.

Cuando te ríes, liberas endorfinas, químicos que produce tu cuerpo que hacen que te sientas feliz. Así, tu buen sentido de humor puede ayudarte a relajarte y de esta forma conectar con tu creatividad.

6.- Aprender sobre inteligencia emocional:

Esto significa reconocer lo que sientes sin que te dejes llevar por ello. Por ejemplo, sientes rabia ante la frustración de enfrentar un desafío. Si te dejas llevar por la rabia y peleas con un ser querido para desahogarte, estás complicando la situación más aún.

Cuando sabes lo que estás sintiendo, pero no actúas la emoción, pues no dejas que esta te domine, estás cuidando de ti y de tus relaciones. Al desarrollar tu inteligencia emocional te vuelves una persona más fuerte, que no necesita de circunstancias externas para estar bien.

Si estás viviendo un desafío, tú puedes superarlo

Creo firmemente que hay una inteligencia infinita que maneja nuestras vidas y que una parte de esta está en nosotros. Por tanto, los desafíos que vivimos tienen un propósito y podemos superarlos. De hecho, si miras tu vida, te darás cuenta de que ha sido así. Entonces, si hoy estás en medio de un reto, confía en ti y en que esta lección también la podrás sobrepasar recibiendo la bendición que trae consigo.



Deja tus comentarios aquí: