Aprender de la incertidumbre

Aprender de la incertidumbre

“La incertidumbre es el espacio de las múltiples posibilidades”
Chopra

A nadie le gusta encontrarse en una situación en la cual no se sabe lo que va a ocurrir. Eso nos hace sentir miedo y nos lleva a perder la esperanza. En este mundo tan complejo y cambiante, la incertidumbre es uno de sus atributos característicos. No sabemos lo que está por venir, así como tampoco existen técnicas para predecir el futuro. Lo que sí podemos hacer es desarrollar nuestras capacidades para manejar esas situaciones de cambio que tanto nos molestan.

Muy poco estamos preparados para enfrentar los cambios porque estamos acostumbrados a ver las cosas cómodamente con un único punto de vista: el nuestro.

Margaret Weatley, fundadora del Instituto Berkana asegura que quedarse en la comodidad nos ofrece una estabilidad engañosa llena de certezas propias que no nos permiten interpretar las situaciones reales. A eso yo le agregaría que esto forma parte del sentido común de los seres humanos. Weatley hace reflexiones muy interesantes sobre como superar la incertidumbre escuchando las opiniones de los otros, dándole cabida a esas ideas opuestas a las nuestras. Es decir tratando de aceptar aquello que no queremos escuchar para adaptarnos al cambio.

Según Weatley tendemos a buscar la sombra de la comodidad en lo que sabemos y conocemos para sobrevivir en este mundo. De esta manera respondemos con las mismas ideas y herramientas a los nuevos problemas, en vez de involucrarnos en la incertidumbre de esas situaciones nuevas con el fin de tratar de solucionarlas.

Tomando en cuenta esta aseveración, creo que nuestro punto de partida para asumir la incertidumbre sería, en primer lugar, oír a otras personas de una manera un poco más activa. Escuchar lo diferente por mucho que nos sorprenda porque seguramente en esa novedad encontraremos nuevas puertas para abrir, opciones diferentes para experimentar.

Siento que todo esto tiene sentido si entendemos que la única manera se enfrentar la incertidumbre es a través de la innovación permanente. Hay que observar lo que ocurre en nuestro entorno, cambiar nuestras certezas por las nuevas tendencias, estar alertas para producir respuestas que nos hagan crecer espiritual, emocional e intelectualmente.

Ver las cosas desde el punto de vista de otras personas hará que florezcan respuestas nuevas que nos harán perfectamente capaces de manejar las circunstancias y afrontar las consecuencias.

Creo que si no lo aceptamos nos sumergiremos inevitablemente en la mediocridad. Si evadimos la incertidumbre y la confusión en vez de adentrarnos en ella, nos convertiremos en seres inflexibles y tristes en un mundo donde la confusión no tiene cabida y el liderazgo es una imperante necesidad.



Deja tus comentarios aquí: