Aprendiendo con Inspirulina

Siempre a inicio de año procuro reflexionar un poco cómo ha sido el año que termina y que puedo tener de nuevo en mi vida.

Creo que una de las cosas que he aprendido es que uno de mis mayores pasiones es aprender. Suena extraño, pero mirando hacia mi interior, mirando mi vida, conversando conmigo misma, he descubierto que una de las cosas más bonitas de estar vivo es que cada día puedes aprender cosas nuevas, puedes vivir cosas nuevas que te van dejando conocimientos, que si los aprovechas puedes ser más feliz cada día.

Este año que recién termina, he aprendido a agradecer más, he aprendido a respirar mejor, he aprendido a observar con más detenimiento, a escuchar con más atención, a percibir con más cuidado cada situación, y a obtener de cada día que pasa un aprendizaje que me permite estar más feliz.

Y parte de este andar, de este aprendizaje ha sido esta maravillosa plataforma, llamada INSPIRULINA, que me ha permitido plasmar por escrito mis ideas y pensamientos. He aprendido con Inspirulina a tomar decisiones para mi bienestar físico y sobre todo emocional.

Y cada uno de ustedes que han dedicado su valioso tiempo a leer mis artículos, pueden hacerlo, pueden tomar la decisión de ser más felices cada día, con lo que tienen o sin lo que tienen, fácil no es, pero imposible tampoco es.

Agradezco a Dios por darme cada día un nuevo amanecer, por mantener mi Fe y mi salud física, metal y espiritual. Agradezco a Dios por haberme permitido conocer este mundo de Inspirulina y aprender cada día un poco más, para ser más feliz.

Decido seguir teniendo la certeza de que Dios me acompaña día a día, seguir creciendo y seguir aprendiendo a vivir cada día un poco más feliz.

Bienvenido 2016, año de nuevos aprendizajes, salud, properidad y felicidad, para todos nosotros. Gracias por leerme.

@ZulayCAC67



Deja tus comentarios aquí: