Aprendiendo continuamente

Aprendiendo continuamente

Una de las cosas que todos estamos obligados a hacer es mantenernos informados de los avances que están sucediendo a nuestro alrededor de manera continua. Y no me refiero solo a los avances en materia tecnológica, sino más bien a todo lo que cambia de forma automática; es decir, en pocas palabras, todo lo que nos rodea.

Cuando amanece escuchamos que cambiaron las condiciones atmosféricas, los indicadores económicos o algunos temas empresariales; además, vemos cómo los avances en todas y cada una de las áreas de trabajo en las que nos encontramos modifican el cómo, el qué y sobre todo la manera de hacer las cosas que hacemos diariamente. Un emprendedor o un gerente debe estar enfocado en todo lo que le permita mejorar de manera continua, muy concentrado en su rendimiento, su performance.

Uno de los temas que debemos pensar seriamente, por ende, es entender estos cambios, cómo nos afectan y, en la medida de lo posible, anticiparnos a ellos. Y esto solo lo podemos hacer con un entrenamiento continuo que eleve nuestro nivel de conocimiento y de entendimiento en los temas en los que trabajamos todos los días. Ellos incluyen, por ejemplo, rendimiento empresarial, manejo del tiempo, desarrollo de metas, definición de estrategia, mejoramiento del trabajo en equipo, gerencia dinámica y formación de líderes, entre otros.

De manera continua podemos incorporar en nuestra vida diaria un tiempo definido en el cual el único objetivo sea entrenarnos, aprender nuevas técnicas, nuevas metodologías. Dentro de ello viene un proceso de aprendizaje de nuevos procesos y formas de entender las cosas, pero sobre todo, de cómo resolver los temas que se nos presentan a diario y de una manera diferente. Las empresas para las que trabajamos deben enfocarse en que siempre lo hagamos, y además es algo que nosotros mismos debemos exigirnos.

Entrenamiento continuo: son dos palabras que juntas son realmente increíbles. Pensemos primero en cómo nos puede llevar a cada uno de nosotros a niveles de conocimiento que anteriormente no manejábamos. Luego, veamos el efecto positivo que este nuevo aprendizaje puede tener en las organizaciones donde trabajamos o en las sociedades en donde vivimos. Y finalmente, pensemos en lo provechoso que sería para un país que una gran cantidad de sus ciudadanos entren en un proceso continuo de mejoramiento personal y profesional. Son temas que están presentes en todas aquellas economías, empresas y países en donde se pueden apreciar continuamente avances en la ciencia, la investigación, el crecimiento, la cultura y el desarrollo.

Es, en pocas palabras, algo que se inicia solo con la intención de cada uno de nosotros de seguir aprendiendo algo nuevo todos los días, y tratando de que con este aprendizaje podamos aportar nuestro pequeño grano de arena a un mejor porvenir para todos. Eso, en cierta forma es emprender.

Todos los días debemos orientarnos a aprender algo nuevo, algo que nos permita desempeñarnos mejor. Es darnos cuenta, además, de que esta es la mejor manera de mantenernos al día con los avances y desarrollos que tenemos disponibles a diario. Por ello mi recomendación a que estudien, lean e investiguen y realizarlo todos los días. Y al hacerlo vamos emprendiendo.



Deja tus comentarios aquí: