Aprovecha el poder sanador de la naturaleza

“Here comes the sun”.

Recientemente leí un artículo súper interesante de cómo la naturaleza puede influir en nuestro estado de ánimo.

En él se hacia referencia a unos serios estudios realizados en Dinamarca, donde los investigadores encontraron que la gente que vive en áreas cercanas a algún parque o bosque es menos propensa a sufrir de depresión y ansiedad que aquellas que habitan en zonas urbanas.

Sin embargo, aun cuando se habite en las grandes ciudades, la experiencia de salir a caminar cuando el sol aun no ha salido y esperar para ver el amanecer, reduce los riesgos de depresión. En resumidas cuentas el sol nos quita la tristeza.

IMG_0398Así que puse manos a la obra, active mi alarma bien tempranito en la mañana cuando todavía está oscuro, y botellita de agua en mano, comencé mi caminata madrugadora.

¡Ummm! ¡Qué ricura ver los rayos del sol asomarse entre los árboles transformando la oscuridad de la noche en el maravilloso brillo del día! En ese momento, la experiencia de los sentidos, el calorcito que comienza con el amanecer y la luz cambiaron de inmediato mi ánimo.

Con el trajín diario me olvido de mi tierra, de los placeres naturales que me rodean. No es necesario tomar un avión para escaparme hacia un sitio lejano y silente en busca de mi tranquilidad, cuando tengo tan cerquita mis árboles, el cielo y mi  jardín para relajarme. Entonces ¿para qué buscar tan lejos, si una simple caminata por algún lugar que siento bonito a mi alrededor me hace sentir en calma?

Tiendo a pensar en chiquito, me envuelvo en mis pensamientos como si ellos fueran el motivo de mi vida, cuando en realidad existe un contexto mucho más grande y colorido que debiera acaparar mis sentidos.

Sentir y estar conscientes es una técnica simple que todos podemos practicar. Especialmente en esta época del año, durante la cual el sol se asoma con su potente poder regenerativo sobre nosotros, permitiéndonos transformar las energías negativas de nuestros pensamientos en armoniosa tranquilidad.

No podemos pensar en pequeño teniendo esa enorme obra de arte natural a nuestro alrededor, encargada de minimizar nuestras emociones negativas. Solo hay que darle el chance…



Deja tus comentarios aquí: