Astenia primaveral

Algunos reciben cada estación con alegría, o tal vez con costumbre, lo cierto es que más allá de sentir frío o calor, sus cuerpos no manifiestan mayor novedad, sin embargo un porcentaje de la población ante la llegada de la primavera manifiestan una condición conocida como astenia, que se presenta con síntomas como el cansancio, la fatiga, somnolencia y apatía.

Aunque este padecimiento temporal no tiene ningún tratamiento específico, algunas medidas te ayudarán a combatir la astenia primaveral,

Algunos piensan que la astenia primaveral surge debido a una reacción corporal ante los cambios de luz y temperatura, que se manifiesta con síntomas como el cansancio, la apatía, la fatiga a la hora de realizar tareas, la irritabilidad, somnolencia, falta de apetito y deseo sexual y malestar general

Estos síntomas pueden durar algunos días o semanas, hasta que nuestro cuerpo se acostumbre y vuelva a su ritmo normal, pero en el caso de que se prolonguen por demasiado tiempo es necesario consultar a un especialista con el fin de determinar si se trata de otra condición

Una clave importante para combatir la astenia primaveral es dormir todo el tiempo que tu cuerpo normalmente necesita, evita durante las primeras semanas de la estación desvelarte, pues esto solo te hará sentir la fatiga y el cansancio con más fuerza

Los ejercicios de relajación, como el yoga pueden ayudarte a que tu cuerpo reciba mucho mejor el cambio climático de la estación, así mismo practicar alguna actividad cardiovascular te favorecerá a conciliar el sueño y drenar el estrés

Una buena forma de no sentir tanto la fatiga es consumir alimentos que nos proporcionen energía como por ejemplo los frutos secos, legumbres, plátanos, y aquellos con buena presencia de fibra y hierro como los cereales integrales y la carne magra

Evita aquellas bebidas que estimulan los sentidos como las del tipo energizante, pues lejos de darte mayor vitalidad pueden influir negativamente en tu organismo impidiendo que concilies adecuadamente el sueño

Plantas como el jengibre o el ginseng son de gran utilidad para mejorar el esto de ánimo y aportar vitalidad.

Otra buena técnica es organizar paseos y planes que te hagan sentir de buen humor, sal, disfruta de tu ciudad y del buen clima, respira aire puro y no ríete sin parar, verás como en pocos días te sentirás mejor.

DANIELA MIJARES



Deja tus comentarios aquí: