Asume tu responsabilidad y sube al próximo escalón de éxito

Asume tu responsabilidad y sube al próximo escalón de éxito

Responsabilidad es una palabra que parece bastante dura (se suele confundir con “culpa”), pero hoy aprenderás que es un excelente ejercicio para mover tus piezas hacia adelante.

Si alguna vez has emprendido, si te has independizado o has creado tu propio negocio en el pasado, quizás hayas vivido la típica desesperación tras un fracaso en ventas, un lanzamiento que no salió como esperabas o una inversión que no rindió frutos.

Es verdad: sientes que el mundo se derrumba bajo tus pies y, si no tienes tus convicciónes fuertes, es normal que comiences a dudar de absolutamente todo.

Y que te obsesiones en buscar dónde estuvo el error, qué pudo haber fallado después de haber tenido tanto cuidado.

Esta búsqueda puede ser una verdadera tortura, pero quiero contarte que existe una forma de darle la vuelta a esta situación y usarla para que tu proyecto crezca.

¿Te cuesta creer que puedas beneficiarte de un fracaso?

Pues espera y verás.

Fracaso, responsabilidad y aprendizaje: 3 pasos para avanzar

El secreto detrás de los “fracasos útiles” es que enfoques tu análisis y lo mantengas bajo tu control.

Por supuesto, detrás de un resultado, malo o bueno, existen una serie de acciones que lo provocaron. Incluso puedes reconocer que existieron circunstancias, también personas, que te llevaron a ese punto crítico.

Y en el momento de angustia, de preocupación, piensas que ves muy clara la cadena de males que te llevaron a fracasar.

Pero ahora yo quiero llevarte a una perspectiva totalmente diferente: ¿cuánta responsabilidad has tenido tú en todo esto? y, sobre todo, ¿qué tenías que haber hecho, o decidido, de forma distinta?

ALERTA: jamás caigas en las culpas porque estarás haciendo este ejercicio completamente al revés.

Si quieres hacerlo bien y aprender a recuperarte con saldo a favor, no pierdas tu tiempo adivinando y haz click en mi video:

También puedes escucharme en Spotify o en Itunes con este enlace

En solo unos minutos encontrarás motivos para:

  • Expandir tu mente creativa.
  • Encontrar soluciones que no habías visto.
  • Impulsar con nueva fuerza tu proyecto.

El aprendizaje siempre tiene ensayo y error, pero después de que veas o escuches este post quiero que me cuentes: ¿cuál ha sido la relación fracaso + beneficio que has encontrado últimamente?

Te leo aquí o en mi blog, me encanta saber más de tus experiencias.

Imagen de StockSnap en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: