Atención plena no sólo es poner atención

Atención plena no sólo es poner atención

Al escuchar el término atención plena, es fácil creer que sólo se trata de estar atento a lo que sucede en el presente. Esto se debe a que la palabra original en inglés es mindfulness y no tiene una traducción exacta. No hablemos del término original en sánscrito, sati, el cual tiene una serie de connotaciones e interpretaciones diversas.

Para efectos prácticos, atención plena implica atender al presente sin juicios, de una manera aceptante y amorosa. No tiene nada que ver con una práctica fría y aburrida; más bien creo que es todo lo contrario: la aventura de descubrir lo que ofrece cada momento, tanto dentro como fuera de nosotros, así como darnos cuenta de cómo la manera en que percibimos lo que nos sucede literalmente determina nuestra calidad de vida.



Deja tus comentarios aquí: