Ayudando a otros me ayudo

Mi pareja está en trance de Tesis, tiene el Síndrome TMT: Todo Menos Tesis, por el que muchos pasamos sobre todo cuando es la primera vez, quien dijo que la primera vez tenía que ser fácil? (Te remontas a tus primeras veces no?…aaaah suspirooo!)

Qué importante ha sido darle algunos tips, aunque confieso que ha costado algunos años que me escuche, pero el hecho de pasar por mi propia crisis e ir trabajándolo a mi manera y tan solo con echarle el cuento de lo vivido, ha hecho que finalmente me pidiera lo que tanto le cuesta: Consejos! (Sabemos que no es fácil para un Marciano pedirle ayuda a una Venusina, claro no lo pidió así no más…fue escuchando poco a poco hasta ceder!! Maravilla!!!) Espero que le resulte, aún falta escucharlo.

Sin embargo, en este tema de ayudarlo con mi vivencia, pude reflexionar como fue el proceso y me di cuenta que «Ayudando a otros me ayudo yo», ya que me sirvió para ordenar las ideas de mi propio proceso, por lo cual decidí compartir mis  reflexiones con otros que se sientan en plena Teoría de la Desesperación (como cito mi Tutor que decía el Matemático Darío Duran cuando estamos nadando en la información de Tesis y nos sentimos ahogándonos sin saber cómo seguir). Teoría que ahora entiendo aplica a cualquier caos personal.

Este trabajo diario me ayudo a encontrar centro en otros aspectos de mi vida, a serenarme, a centrarme y hacer todo con más armonía y disfrute. Me ayudo a entender que necesitaba encontrar mi centro, que quizás en algún momento perdí de vista y no sabía cómo recobrarlo. 

Bienvenido sea! Bienvenida sea Yo de nuevo! 

Reflexiones para el comienzo de…. (En mi caso: una tesis) «NOTA: aplica a todo en la vida»

Crea tu ambiente propio: Somos únicos e irrepetibles, debes revisar tu interior para crear el exterior que te motive. Organiza tu espacio a tu gusto: Que te agrada? que te relaja? que colores te gustan? como te gusta el ambiente de trabajo? Ubica el lugar apropiado, sino lo tienes créalo. En mi Blog escribí: Creando el ambiente, contando todo lo que pase para lograrlo, hoy es mi encanto de lugar, me siento y pienso, produzco y creo. Consigue esa energía propia y canalízala creando el mejor ambiente para consentirte y producir lo mejor de ti, bendiciéndolo desde el comienzo. 

Respeta tu propio ritmo: Cada quien tiene un ritmo diferente, nada es más o nada es menos, para cada quien resulta algo diferente. Entiende cómo funciona tu reloj diario, cuáles son tus horas de relax, en cuales sientes que produces más, cuanto tiempo puedes dedicar a la producción sin agotarte. Esto no es cuestión de un día, es una revisión de tus costumbres, de tu forma de llevar la rutina. Solo entendiendo tu propio ritmo podrás usarlo para tu bien. Ubica espacios de trabajo en función a ti, luego poco a poco, iras transformando tu día en favor del trabajo productivo, cuando logres un ritmo constante y seguido, todo ira fluyendo y armonizándose. Recuerda: No te sobre estreses! Respetarse y tenerse paciencia es lo más importante. Sino perderás el equilibrio logrado.

Encuentra tus motivadores personales: Los gustos son individuales, solo tú sabes lo que más te gusta, para ambientar el momento creativo. Para mi nada como la música para empezar a trabajar, escucho New Age para lograr un primer estado de relax y desconexión, luego a veces introduzco Jazz si ya estoy creativa y suelo terminar con algo de Pop para finalizar, lo que indica que logre crear y que ya estoy High!! 

No creas, a veces toca apagar todo y solo en silencio llegar a las ideas. Te estimulan los olores? a veces prendo incienso, o alguna vela aromática, sino, roció ambientador, dependiendo de mi estado de ánimo. Pueden ser variables, busca tus estímulos personales y utilízalos a tu gusto.

Utiliza acompañantes o reforzadores: Me refiero a aquello que te de estímulo a seguir, aquí todo vale, simplemente utiliza cosas que te den agrado a la hora de trabajar o que te estimulen visualmente o con su uso. Una imagen, fotos, algún lapicero que tenga significado especial, un cuaderno, un diario, una oración escrita en papel. En mi caso salí de compras para iniciar el proceso, me regale mi pluma Parker, un lapicero, resaltadores de diferentes colores, cuadernos con portadas ilustrativas, coloque foto de mis hijos, mi foto, y mi Vision Board!! Que me recrea mis deseos…no desestimes nada siempre que sea estimulante para ti (y que no haga daño claro) y sea reforzador positivo!

Ten todo a la mano: Esto facilitara el trabajo y minimizara la pérdida de tiempo. Me refiero por una parte al material de lectura: libros, papeles de trabajo, cuadernos, apuntes, cualquier bibliografía que puedas utilizar o que al menos pienses que pueda ser útil, no desestimes nada, ya que tener a la mano cualquier material que sobre siempre será mejor que no tenerlo. Y por otra: lo necesario para sentirte cómodo trabajando y que te minimice las levantadas, por ejemplo, agua suficiente (Lo recomiendo), algún dulce a la mano, el o los teléfonos, cargadores, control remoto de la música (o IPod) y del portón eléctrico (por si llega alguien) así como todos los implementos de trabajo a la mano: lápices, borradores, pizarra, agenda, cuadernos, marcadores. En fin, tú sabes lo que te hace falta, nada peor que dejar de trabajar para buscar cualquier cosa que no se sabe ni donde a veces. 

Trabaja como te sientas más cómodoEsto lo resalto porque hablando con mi pareja entendí que por ser análoga y de otra época (como les conté antes en mi blog) hay cosas que aun hago mejor a mano y con un cuadernito, el confeso que estaba perdido en la computadora, y me hizo clic! Esto no aplica a todos, por supuesto, pero es un indicador de que es importante ubicar la forma de trabajo más idónea acorde a tu comodidad, hacer las cosas a tu medida. Desde la posición de sentarte, por ejemplo yo escribo en un escritorio pero leo en un sofá que tengo al lado con la luz de la ventana detrás (ver foto en el Blog de mi espacio) (considerando siempre que no te haga daño físico la posición por el tiempo que estarás así) hasta la forma como desarrolles tus ideas y las herramientas que utilices: en papel, dibujando, en pizarra, en diagramas, con computadora, con lápiz, con bolígrafo, leyendo de pie, en voz alta, hablando solo, en fin, cualquier forma de comodidad posible para ti, que facilite plasmar tus ideas.

Armoniza tu cuerpo: Buena alimentación y ejercicio diario, son necesarios para mantener el cuerpo en equilibrio y lograr una mente en armonía para un mejor trabajo. Comencé realizando Yoga, en los días previos a sentarme a trabajar, pero ya desde hace 4 meses hago lo que más amo, tomo clases de baile, esa actividad me fue conectando conmigo misma y me llevo a recordar cuanto amo bailar desde niña. Luego apareció un taller de Yoga y me apunte! Bingo, ahora hago yoga diario con mi vecina (que siempre me invito y nunca lo hice regularmente) Todo llega para tu bien, solo debes estar atento a lo que te beneficia y empezar. Nada como hacer lo que más amas, no te fuerces a realizar actividades físicas que no te agraden, encuentra tu centro de activación en algo agradable para ti, que se haga un disfrute diario y se convierta en una petición de tu cuerpo. Y Ayudado con mejores hábitos alimenticios, mantén solo alimentos sanos en tu despensa, así no saltaras en momentos de desespero (que llegan!!) a comer cualquier cosa. Tomate tu tiempo para comer tranquilo, eso relajara tu mente y la dispondrá para seguir. Nunca te enjuicies cuando comiences a ejercitarte y a comer más sano, todo tiene un proceso. Solo disfrútalo.

Has meditaciones: Encuentra tiempo para estar a solas y en silencio, allí encontraras todas las respuestas que necesitas, meditar no requiere de esfuerzos, ni mantras especiales, solo Respira, tienes la mejor herramienta: tu propia respiración. Solo necesitas un poco de silencio, buen ambiente, y concéntrate en ti mismo por un rato. Puede ser dando un paseo, observando un atardecer, recostado, escuchando música que te relaje,  como te plazca, solo observa los pensamientos y déjalos pasar, no los valores, observa tu cuerpo y como se siente, sin enjuiciar lo que sientes. Inténtalo aunque sea una vez por semana, para que experimentes el silencio y tengas un encuentro contigo, retomar las energías y seguir.

Utiliza reforzadores positivos: Anímate siempre a seguir adelante, se compasivo contigo mismo, no enjuicies tu ritmo, ni tu trabajo, solo así conseguirás tu propio centro, dándote lo mejor, amándote y respetándote. Utiliza frases positivas, realiza y pon a la vista tu Vision Board (En adelante te digo que es), coloca mensajes que te alienten. Siempre hay un comienzo, por duro que sea, lo que viene siempre es más, es crecimiento, aprendizaje, transformación y cambio: Acéptalo y Acéptate.

Comienza con una oración: Agradece siempre al Universo y pide todo aquello que sientas que necesitas. Antes de comenzar, pide la orientación y el conocimiento necesarios, ofreciendo tu trabajo para bien del Universo, las ayudas llegaran, te sentirás guiado y llevado de la mano, si confías y te entregas con fe, veras que pronto todo comenzara a fluir.

Anímate y recuerda: No tiene que ser fácil, solo tiene que ser Posible….Adelante!

Bienvenido seas TU!

Bendiciones…Mary

 



Deja tus comentarios aquí: