Ayúdate a ti primero

Ayudarte a ti mismo es un acto de humildad donde reconoces que para que cualquier cambio real se manifieste en tu vida debes empezar primero contigo.

Antes de pretender ayudar a los demás requieres conocerte, identificar tu grandioso potencial y a la vez aceptar tus propios temores para así poder transcenderlos. Libre de tus límites te fortaleces, con claridad puedes brindar amor verdadero a otros.

Cuando te enfocas en «ayudar» a los demás sin haber hecho tu cambio personal estarás ofreciendo una ayuda de necesidad y expectativas, esa ayuda no podría llamársele ayuda verdadera sino una necesidad inconsciente de controlar y cambiar a los otros usándolos para estar mejor tú.

Ayudarte a ti primero no es un acto de egoísmo sino de sabiduría, si tú estás centrado, claro y libre de apegos estarás feliz y podrás honestamente ayudar desde tu verdadero ser.

Empezar contigo primero abre la puerta a tu Guía Interior quien siempre espera a ser escuchada para dar su amorosa dirección. Cuando vas de su mano todo se facilita, los caminos se abren y recuerdas que en tu esencia verdadera eres un ser luminoso de puro amor que merece una vida de abundancia, armonía y plenitud.

Tu Maestro interior te envuelve en tu verdadera identidad como el Maestro del amor que es y te llena de la fuerza y valor necesarios para consumir la voz de tu falsa identidad llamada ego o mentalidad del temor. Esa voz se presenta en tu mente como pensamientos de duda, juicios y condenas que pretenden convencerte de que no es posible estar en paz ni vivir en felicidad.

ayudarte-mismo2Tú no eres tu colección de experiencias pasadas a las que llamas fracasos, pero la falsa identidad intenta convencerte de que así es. Se alimenta del drama y las historias personales que te causaron dolor, siempre procura mantenerte con la atención fija en el conflicto pues de esta forma debilita tu seguridad personal y tu energía vital consumiendo tu potencial para crear y manifestar verdaderos cambios.

Estar alerta y elegir la guía que quieres seguir depende de ti, pues las dos alternativas residen en ti. Una es real, tu Guía Interior quien te lleva a buscar dentro de ti el camino de la libertad y la realización. La otra guía es falsa, te lleva a buscar afuera por un laberinto de limitación sin salida donde proyectas tu aprisionamiento en los otros o en tus asuntos.

Amarte a ti primero es un acto de amor por todos, al reconocer el amor en ti puedes realmente extenderlo a los demás. Cuando no te aceptas de corazón estarás buscando inconscientemente el amor y el reconocimiento en lo externo esperando que ello sea la fuente de tu felicidad y seguridad personal.

Encontrarte a ti mismo te deja ver que tu sí puedes contar contigo, que tu realidad es la de un ser poderoso y que la fortaleza que buscabas afuera siempre esta dentro de ti.

Dejar ir la falsa imagen o la identificación constante con el pasado limitante y con el drama, te permitirá ganar todo un mundo de posibilidades, así como la paz y la alegría de ser quien realmente eres.

Cuando sostienes una vida que no te llena por miedo a que tu mundo se desmorone, te controlará el temor. Vivirás un estado de carencia interno, temiendo por ejemplo que las personas importantes en tu vida te dejen, quedarte sin dinero, no encontrar la pareja perfecta o hacer el ridículo y fracasar si te dedicas a lo que te gusta.

Vivir de este modo no es vivir y continuarás materializando una realidad falsa y vacía pues no estás vibrando con quien tú realmente eres. Así
atraerás amigos o parejas falsos, personas que no te aman por lo que eres sino por lo que aparentas o representas para ellos y un entorno que no te apoya sino que te encasilla.

Realmente te empobreces cada vez que reprimes tu mente y los deseos de tu corazón. Es tu elección salir de cualquier pequeña caja en la que te hayas encerrado. Eres un ser luminoso y maravilloso y solo tú puedes liberarte de todas las imposiciones que te has echado encima.

Si te entregas a tu Maestro interior, te abres a los medios por los cuales tu vieja imagen se transforma pues entras en un fabuloso deshacer de tu personaje anterior y puedes volver a tu escencia verdadera.

ayudate-mismo¡Hoy ayúdate a ti primero!

Deja a tu fuego interno consumir los miedos, al viento llevarse las cenizas y a tu fuerza interior impulsarte de nuevo a la vida para resurgir renovado como el Ave Fénix quien deja morir su viejo yo para renacer transformado.

Tú puedes aprender a volar alto y a la vez pararte firme en la tierra.

Hoy sigue tu corazón. Sigue a tu Guía Interior, revela tu luminoso ser y permite a tu grandioso poder interno sostenerte y apoyarte incondicionalmente.

¡Tu verdadero destino es brillar!

Al final ser tú es más fácil de lo que imaginas.

Elígelo.

El aquí y el ahora es el momento de cambiar tu vida.



Deja tus comentarios aquí: