Ayunar: ¿ayuda a adelgazar?

Ayunar: ¿ayuda a adelgazar?

Ayunar significa no comer después de despertar y soportar el hambre hasta la hora del almuerzo. Hay a quienes este método les ha funcionado para perder algunos kilos, así como hay personas a las que no les funciona y han llegado a aumentar de peso.

Biológicamente, saltarse el desayuno no es sano. Solo cuando es necesario para algunos tratamientos específicos se recomienda ayunar, pero por circunstancias médicas severas y únicamente durante un par de días para lograr alguna mejora, porque ciertamente ayunar tiene sus beneficios.

Entonces, usted puede realizar una dieta de ayuna, pero solo durante poco tiempo o limitado para perder unos kilitos de más, pero con cuidado al momento de volver a comer con normalidad porque el cuerpo puede causar un efecto rebote y recuperar la grasa perdida.

Los nutricionistas NO recomiendan el ayuno como tal para adelgazar porque el desayuno es una de las comidas más importantes del día ya que proporcionará la energía y vitaminas que le servirán al cuerpo durante todo la jornada para funcionar y por supuesto para arrancar.

El ayuno no es para adelgazar

Primero aclaremos lo siguiente: si usted se salta el desayuno, su cuerpo no funcionará como debe; sentirá cansancio, fatiga, mareos y probablemente comerá más de lo recomendado en las siguientes comidas. Entonces ayunar NO es una opción para adelgazar, pero sí funciona para lograr otros objetivos y perder grasa porque le dará los siguientes beneficios:

  • Se controla la insulina porque ayunar aumenta el glucagón cuyo objetivo es transportar la grasa a las células que la necesitan para quemarla.
  • Regula los lípidos en sangre reduciendo el colesterol LDL (malo).
  • Ayunar de vez en cuando ayuda a combatir la artritis, alergias y migrañas.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo eliminando toxinas que se acumulan diariamente.
  • Refuerza las defensas siempre y cuando se ayune durante un par de días y se vuelva a comer con normalidad.
  • Aumenta la hormona del crecimiento lo cual ayuda a la musculatura y el desarrollo general.
  • Un día de ayuno sirve para que el cuerpo y los sistemas descansen un poco lo cual tiene beneficios físicos y mentales.
  • Se limpia el sistema circulatorio.
  • Estabilización de la presión arterial.

El truco está en ayunar de forma intermitente o estratégicamente para obtener los beneficios mencionados y no pasar hambre. Lo recomendable es ayunar un día sí, un día no. Hay personas que han realizado ayuno por hasta treinta días, pero son personas que tienen un organismo bastante sano y pueden soportar y habituar su cuerpo y mente a esta clase de retos.

Es importante aclarar que la pérdida de peso que se logra es porque se pierde masa y líquido, por ello es que se puede recuperar rápidamente el peso anterior y sentir que no se rebajó nunca nada.

DATO: en caso de ayunar se debe tomar más de un litro de agua a diario.



Deja tus comentarios aquí: