Baby shower ecológico

Baby shower ecológico

¿Qué mejor iniciativa que darle la bienvenida a un/a bebé con el mensaje «te cuidaremos a ti al igual que cuidamos nuestro planeta»?

La preocupación por reducir nuestra huella de carbono ha permeado incluso las maneras en que celebramos y obtenemos nuestras cosas. Ayer fui a buscar unos pantalones cuyos ruedos debieron acortarse, y me fijé en el anuncio de la puerta de la costurera: «sé amigable con el ambiente, recicla tu ropa». Qué gran verdad, muchas veces, hasta en los pequeños gestos se nota el principio de una vida con un consumo sano y responsable, además, al cuidar nuestras cosas, ropas, mascotas, realmente vivimos ecológicamente, no se trata de grandes declaraciones y de poner calcomanías en un carro que llevamos a todos lados, contaminando por supuesto.

Así que, revisar nuestra cotidianidad, nuestros actos y la manera en que concebimos las fiestas y celebraciones es casi imperativo, especialmente para las personas que deseamos una vida con bienestar. Las fiestas son sumamente contaminantes. Nos podemos intoxicar con lo que comemos y podemos intoxicar el ambiente con toda la basura que se genera. También se consume mucho material innecesario, que obliga a mayores procesamientos de energía. La clave es ser creativa/os y amorosa/os en lo que programamos y hacemos.

Consejos para un baby shower ecológico

  • Usa invitaciones electrónicas o tarjetas elaboradas en material reciclado o papel sin cloro.
  • Que los recuerdos sean materiales naturales, biodegradables, como pequeñas plantas o tarjetas y manualidades de papel reciclado.
  • Los recuerdos también pueden ser comestibles, como arreglos de frutas, tartaletas decoradas con flores, arreglos de flores y especias, ramas de canela decoradas, sachets naturales. Olvida el plástico y las envolturas.
  • El refrigerio puede ser orgánico, natural, con tizanas y jugos de frutas extraídas de los propios jardines de las participantes. Puede ser una colaboración de alguna de las asistentes.
  • Alquila los platos, cubiertos, vasos. No es necesario agregar más plástico ni pitillos a nuestras aguas.
  • Para la decoración, en lugar de adornos nuevos o decoración innecesaria que no volverás a utilizar, coloca artísticamente fotografías de la familia cuando eran bebés y sus juguetes o vestuario. Es solo una idea para arrancar, tu imaginación es el límite.
  • Pide que te traigan los regalos sin envolver, o en bolsas reciclables.
  • Suele ser conveniente elaborar una lista de regalos, así guías a los invitados sobre lo que realmente necesitas, y la tienda te lo envía a casa sin envolturas de regalo.
  • No son indispensables los coches ni los portabebés, piensa esto antes de regalarlos o solicitarlos. Se ha demostrado que una buena bandolera de algodón 100% mejora la postura, motricidad y apego precoz, con lo que el/la bebé será más atento/a, la lactancia mucho más fluida y el ambiente más limpio.
  • Recuerda que la ropa debe ser de algodón, es más saludable para la nueva personita, y dura mucho, incluso para ser legada a un próximo bebé o para reutilizarla.
  • Regala para toda la vida. Consigue certificados de regalo para la nueva mamá en masaje prenatal, y coaching prenatal en crianza respetuosa, lactancia materna o consejerías postnatales.

Lo más importante: compartir la confianza y los nuevos deseos por la llegada de la nueva vida y el gran servicio que la madre está prestando a la naturaleza a través de su cuerpo y entrega. Las invitadas deberían evitar comentarios y anécdotas que generen temor y angustia a la madre. Recordemos que el baby shower, antes de ser una fiesta consumista y frívola, debe ser un homenaje a la vida y una despedida de la etapa tan extraordinaria que es el embarazo. Se hace entre mujeres, recreando las antiguas tradiciones de saber femenino. Cuando vayamos a nuestro próximo baby shower sería muy lindo reencontrarnos con este ritual.

Luego vendrán más retos ecológicos, como la limpieza libre de tóxicos, el uso o no de pañales desechables, la lactancia materna exclusiva, en fin, lo importante es que el recorrido de nuestra crianza «ecoamigable» inicia con buen pie si mantenemos la alimentación y descanso adecuados, y si revolucionamos con un baby shower ecológico.



Deja tus comentarios aquí: