Barrigona en las fiestas

Barrigona en las fiestas

Llegó la época decembrina y por supuesto todo el mundo prepara sus atuendos para las fiestas, se compran estrenos, tacones, peluquerías y tú andas con una barriga, con la que apenas puedes moverte, pensando… me pondré el pantalón negro con la camisita blanca, no bailaré y lo de bajar las escaleras con las maletas lo veo fatal… Olvídate de estos pensamientos negativos, el embarazo es perfectamente compatible con cualquier festejo y tú no puedes ser la excepción, por eso te dejo algunas sugerencias para que disfrutes plenamente de esta época festiva.

  • Seguro hay un vestido premamá que te queda genial, o mejor aún, algún vestido de esos que están de moda con el cual impactarás a la familia entera.
  • Los tacones no son buenos aliados para la barriga, mejor busca una zapatillas o sandalias anudadas al tobillo que se ven lindas.
  • Una ducha con agua tibia para relajarte, un baño de crema en el cabello, y unas rodajas de pepino frescas en los ojos para desinflamarlos y estarás como nueva para la celebración.
  • Evita los atracones en la comida, es preferible seguir con la rutina de cinco comidas al día, escoge meriendas ligeras para que puedas comer un poquito más en las comidas, en especial en las cenas navideñas y de fin de año. El exceso de alimento ocasionará una digestión más pesada y kilitos de más que no necesitamos.
  • Evade la tentación de las comidas crudas: carpaccios, sushi, embutidos como el jamón ibérico, piensa que en pocos meses podrás degustarlos nuevamente y sin restricciones.
  • El alcohol está contraindicado durante el embarazo, pero hay bebidas sin alcohol que pueden servirse en copa para brindar en familia.
  • No descuides tu ingesta de agua, sobre todo en estos momentos que hay tantas cosas ricas para comer y beber donde vayamos.
  • Descansa durante el día, procura dejarle las labores pesadas al resto de la familia y si te toca hacerlo todo sola, planifica una actividad diaria a lo largo de la semana para que ese día solo quede lo más sencillo.
  • Intenta descansar un par de horas durante el día para que el trasnocho no te afecte tanto, y al día siguiente tómate tus ocho horas de sueño.

Yo ya estoy aquí buscando mi cremita brillante, sacando el vestido y alistando los últimos detalles porque voy a ser mamá fiestera.



Deja tus comentarios aquí: