Bebidas hechas en casa para mejorar la digestión

¿Sabías que en nuestro intestino se aloja el 70 % de nuestro sistema inmunológico? Es considerado nuestro segundo cerebro ya que dependiendo de cómo se encuentre afecta nuestro estado de ánimo.

Resulta que nuestro sistema digestivo está en constante amenaza cuando tomas antibióticos, ya que matan no solo a las bacterias malas, sino a las buenas que se encargan o participan en nuestra digestión.

Aparte de esta amenaza, existen algunas otras que van dañando nuestro sistema digestivo, tales como:

Demasiado alcohol o café.

El uso prolongado de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) ej.: Ibuprofeno.

Una dieta pobre en nutrientes.

Una vida llena de estrés.

Esto conlleva a hinchazón, gases en los intestinos, constipación, diarrea, síndrome del intestino irritable, entre otras.

Entonces, si el problema radica en que las bacterias buenas que están en el intestino son eliminadas o no hay en suficiente cantidad, empezamos por buscar una solución a cómo reponerlas y mantenerlas trabajando constantemente para llevar un sistema digestivo en equilibrio.

¿Has escuchado del kéfir?

Es un producto lácteo parecido al yogur líquido pero más cremoso y con más bacterias beneficiosas, como los probióticos (Lactobacillus). Para mantener niveles de bacterias beneficiosas es recomendable tomar una taza de kéfir diario.

Leche de kéfir básica

  • 1 taza leche orgánica de vaca.
  • 1 ½ cucharadas de granos de kéfir de leche.
  • 1 jarrón, previamente esterilizado sin tapa (de 300 ml aproximadamente o más).
  • 1 jarrón, previamente esterilizado con tapa (de 300 ml aproximadamente).
  • 1 pieza de lienzo o papel toilette.
  • 1 liga.
  • 1 colador fino.

Coloca la leche dentro del jarrón sin tapa y agrega los granos de kéfir. Asegura el lienzo en el tope con la liga y colócalo a temperatura ambiente por 12-24 horas. Esto dependerá de la temperatura de tu casa y cuán agrio te guste el kéfir, ya que mientras más tiempo es fermentado más agrio será su sabor. Pasa la mezcla al otro jarrón con tapa y llévalo al refrigerador por una semana. Transfiere los granos que sobraron al jarrón nuevo.

Kit de smoothie, reparador de antibiótico

Ideal para consumirlo durante y después de que pases por un tratamiento de antibiótico.

  • 1 taza de kéfir.
  • 1 cambur.
  • 2 cucharadas de avena.

Todo a la licuadora y beberlo inmediatamente.

Kéfir de tarta de manzana con cobertura de granola crujiente

  • 2 cucharadas de avena.
  • 2 cucharadas de hojuelas de coco sin endulzar.
  • 2 cucharadas  de almendras picadas y sin sal agregada.
  • 1 taza de kéfir.
  • 1 manzana  picada en trozos.
  • ½ cucharadita de canela.
  • ¼ cucharadita de nuez moscada.
  • ¼ cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharada de sirope (opcional).

Precalienta el horno a 350F. Coloca la avena, el coco y almendras en una bandeja y coloca al horno por 12 minutos o hasta que el coco empiece a ponerse dorado. Sácalo del horno y déjalo enfriar. Coloca el kéfir, las manzanas, la canela, la nuez moscada, la vainilla y el sirope en un batidor hasta que se incorporen. Coloca en un jarrón la mezcla y en el tope la avena, coco y almendras.



Deja tus comentarios aquí: