Bendiciones para ti

Hoy te escribo a ti que me lees y te pido que te conectes con estas líneas porque las escribo absolutamente conectada contigo, con sentimiento y con mucha energía para que todo esto te llegue e inunde tu vida en este nuevo año que recién inicia.

Quiero bendecir tu esencia, que cada día sea una aventura maravillosa donde la salud siempre te acompañe y el amor sea el gran maestro y además protagonista de tu vida; que tus momentos siempre estén cubiertos de amor y si tocan momentos no tan gratos te sean leves y cubiertos de tu certeza que saldrás pronto y fortalecido(a) y sabiendo que nunca estás en soledad.

Quiero bendecir a tus seres queridos porque su bienestar sé que se vincula con el tuyo, Dios los cubra y los proteja siempre, que te permita ver en sus rostros muchas sonrisas y paz, y que la unión entre ustedes sea indestructible.

Que siempre tengas un hogar a donde regresar, sin importar donde estés porque ten presente que una casa es un objeto inanimado y un hogar es un sentimiento, el hogar es ese recinto donde puedas estar en comunión contigo y/o con los seres que amas.

Que la ilusión que sientes por un nuevo comienzo te acompañe cada día y ojalá a cada rato porque en cualquier momento de tu vida que estés es siempre una oportunidad para recomenzar.

Que la maldad se aleje de tu vida y si por casualidad se acerca que tengas la sabiduría para detectarlo y alejarte; que siempre te rodees de personas que te sumen y contribuyan a tu bienestar.

Que la prosperidad inunde tu vida a todo nivel, en lo material, lo espiritual, la salud, lo afectivo.

Que tengas conciencia del o los sueños que deseas cumplir, que tengas perseverancia y entusiasmo  y, que se te abran los caminos para que puedas conseguirlos.

Que Dios aleje de ti cualquier sentimiento de envidia así como impida que otros te contaminen con sentimientos de envidia hacia ti.

Que te ames inmensamente así como eres y desde allí puedas generar relaciones de amor poderosas con otros.

Para finalizar, que tu fe siempre esté presente, inquebrantable, indestructible y desde allí la vida te muestre las señales para que estés en bienestar, paz y amor permanentes y que a su vez tengas mucha bondad en tu alma para compartir con los demás.

A ti que me lees, recibe un fuerte abrazo cargado de mucha energía positiva y fe en que estas bendiciones se materializan desde ya en ti vida.



Deja tus comentarios aquí: