Beneficios de las proteínas

Las proteínas son uno de los nutrientes más notables para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Sus beneficios son muy numerosos y su objetivo principal es el mantenimiento de tejidos, músculos, formación de testosterona, etc.

Esta clase de nutriente está formada por 22 tipos de aminoácidos, 13 de ellos aminoácidos no esenciales, y 9 son los esenciales y los que sólo se obtienen a través de la ingesta de alimentos proteicos. Nuestro cuerpo no genera aminoácidos esenciales y a través de la carne, huevos o leche podremos obtenerlo, siempre de proteínas de carácter animal. Éstas están consideradas como proteínas de alta calidad.

Las proteínas vegetales, por su parte, son consideradas como proteínas de baja calidad, aunque también son recomendables. ¿Por qué son proteínas de baja calidad? Se llaman así porque muchas que son de carácter vegetal carecen de uno de los aminoácidos esenciales.

¿Qué nos aportan las proteínas?

Las proteínas son vitales en nuestro cuerpo: Estos nutrientes se encuentran en todas las células que se encuentran en todos los lados de nuestro cuerpo. Para hacernos una idea, las proteínas son el material esencial en la construcción de nuestro organismo, para que éste funcione correctamente.

Renovación y reparación de los tejidos: Las proteínas favorecen la renovación y reparación de los tejidos, sobre todo los musculares. Cuando realizamos ejercicio físico intenso, nuestro cuerpo necesita proteínas para poder reparar los tejidos que se han dañado, por lo que la recuperación es mucho más rápida. Además, el pelo y las uñas están hecho de proteínas, así que el consumo de las mismas favorece a una mejor calidad en su crecimiento.

Prevenimos enfermedades: En general la alimentación sana previene enfermedades, sin embargo, a través de la proteína estaremos evitando enfermedades como la anemia. Las proteínas son componentes de la sangre, y por lo tanto evitaremos todas las enfermedades que tengan que ver con ésta. Una de los más importantes es la diabetes, ya que mantiene estable nuestro nivel de azúcar en la sangre.

Nos ayudan a quemar grasa y bajar de peso: Las proteínas nos van a ayudar a controlar el hambre y por ello lograremos bajar de peso si lo tenemos como objetivo. Además van a elevar nuestro metabolismo, ya que quemamos más calorías en los momentos de descanso. Ni que decir que para todo esto hay que combinarlo con ejercicio físico.

¿Cómo tomarlas?

Si establecemos una dieta de nutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas), lo lógico es diseñar una tabla orientada a nuestros objetivos, para que todos nuestras necesidades queden cubiertas. Hay veces que necesitamos complementarlo con algún tipo de suplemento que combina varios nutrientes como es el caso de Colossus Gigant, entre otras marcas.

Cuidado con el excesivo consumo de las proteínas

Como con todo alimento, el exceso no es bueno. Lo mismo pasa con las proteínas, son nutrientes que se necesitan, pero no nos podemos pasar ya que las proteínas no se pueden acumular como tal en nuestro organismo. Si se acumulan, se transformarán en grasas.

Este post forma parte de los contenidos patrocinados de Inspirulina.



Deja tus comentarios aquí: