Beneficios de los masajes reductivos

Beneficios de los masajes reductivos

El masaje reductivo es una técnica que se realiza ejerciendo presión fuerte a una velocidad más o menos rápida, para eliminar la acumulación de grasa localizada y estilizar el contorno de la figura. Para ello es importante determinar de qué tipo de grasa se trata y la zona donde se encuentra localizada.

Lo habitual es que este tipo de masaje sea aplicado por un terapeuta, con las manos, utilizando elementos como gel frío o caliente, fango de algas, aceites, arcilla o vapor. La técnica puede ser con los nudillos, amasamientos, pellizcos, percusión, el roce, entre otras, que permitan el drenaje. Según los terapeutas, con este método se puede lograr reducir hasta diez centímetros de talla en cinco sesiones, las cuales pueden durar hasta cuarenta minutos.

Tipos de masajes reductivos

Fricción: se trata de deslizar las manos en direcciones contrarias para crear una fuerza centrífuga que tiene como objetivo lograr acomodar la grasa en ciertas zonas específicas.

Masaje de vibraciones: se realiza mediante un aparato que transmite a la zona trabajada una serie de movimientos oscilatorios de máxima frecuencia. Estos hacen que se remueva el tejido adiposo.

Amasamiento: es la manipulación profunda con las manos para estimular el aparato neuromuscular. Se levantan y comprimen las fibras musculares para lograr el resultado esperado.

Drenaje: intenta hacer llegar al sistema linfático el exceso de líquido acumulado en el cuerpo para que se elimine.

Pinzamientos: este masaje consiste en dar pequeños golpecitos a la masa muscular. Se realiza con las dos manos. Su objetivo es mejorar la circulación y la nutrición muscular.

¿Cuáles son los beneficios de los masajes reductivos?

  • Combaten depósitos grasos acumulados en zonas como glúteos y abdomen.
  • Ayudan a disolver la celulitis.
  • Desintoxican el organismo.
  • Intensifican la circulación sanguínea y linfática.
  • Liberan tensiones musculares.
  • Reafirman los músculos.
  • Se pueden realizar en diversas partes del cuerpo como: caderas, piernas, cintura, abdomen, brazos y glúteos).

Existen algunas consideraciones que debemos tomar en cuenta sobre los masajes reductivos. Algunas cremas utilizadas para los masajes pueden ocasionar alergias, así que debes estar atenta; podrían causar problemas a los riñones; algunos tipos de masaje crean hematomas o moretones; las tallas se pueden bajar y luego recuperar rápidamente. Es importante saber que los masajes no deben ser practicados en personas con problemas de piel o pacientes con cáncer.



Deja tus comentarios aquí: