Beneficios de subir escaleras

Beneficios de subir escaleras

Pocos ejercicios resultan tan beneficiosos y económicos como subir escaleras. Casi todas las personas pueden realizarlo, incluso, en su propia casa.

Según el entrenador Michael Uribe, practicar este ejercicio puede traer importantes beneficios pero siempre hay que estar atentos con las rodillas y los tobillos. Para ello es vital colocarse unos zapatos adecuados y tomárselo en serio.

Uribe también menciona otros beneficios:

– Aumenta la frecuencia cardíaca por el cambio de altura. Explica el experto que esto es debido a que “el cuerpo está en movimiento y requiere de mayor flujo sanguíneo”.

– Se fortalecen los principales movilizadores, es decir, los glúteos y los cuádriceps.

– Resulta un ejercicio de bajo impacto en la columna y articulaciones, porque el trabajo es más que todo muscular. Aunque sí hay que tener cuidado con rodillas y tobillos.

– Se tonifican los abdominales.

– Se puede hacer diario porque el humano está adaptado para caminar y el músculo no requiere descanso.

– El impacto en las articulaciones al subir escaleras es menor que el de correr y ofrece un mayor fortalecimiento.

– Si mantiene un buen ritmo. Michael Uribe estima que subir ocho pisos (o subir por 20 minutos) permite quemar aproximadamente 400 calorías.

– Cada vez que sube un tramo de escaleras contribuye a la cuota mínima recomendada de actividad física que ayuda a una persona adulta a mantenerse en forma.

– Se puede realizar en cualquier lugar.

Asimismo, bajar las escaleras es “igual de beneficioso” que subirlas, porque el músculo trabaja en otro sentido. “Allí el cuádriceps trabajará en su parte excéntrica, es decir, en la fase en el que músculo debe ser entrenado para que tenga mayor fuerza”, aseguró el experto. Sin embargo, esta actividad no es recomendada para quienes tienen exceso de peso o problemas en las articulaciones inferiores.

Finalmente, no olvide que subir o bajar escaleras puede resultar muy beneficioso para la salud, más no para las articulaciones. Así que, ante la menor molestia consulte con un especialista, y sobre todo, no se exceda en la práctica.



Deja tus comentarios aquí: