Beneficios del aceite de pescado contra la depresión

Beneficios del aceite de pescado contra la depresión

Cada vez son más y más las personas que sufren de depresión. De hecho, se considera que este mal es la principal causa de discapacidad en todo el mundo.

Seguramente hasta tú has sufrido de este problema en algún momento de tu vida. Ya sea por falta de motivación para cambiar tu cuerpo, o porque no lograbas algún objetivo en particular. Para muchas personas los problemas económicos, de pareja o de salud los llevan a experimentar sentimientos de desánimo y abatimiento.

La depresión la mayoría de las veces es tratada farmacológicamente. Sin embargo, nunca debes olvidar que tu alimentación influye en cómo te sientes y en tu estado de ánimo, por tanto algunos cambios en lo que ingieres puede ayudarte a mejorar tu estado anímico. Un alentador estudio de la Universidad de Duke demostró que ciertos alimentos como el aceite de pescado pueden ayudar a combatir este mal.

La sorprendente relación entre el consumo de aceite de pescado y las funciones cerebrales

La investigación sobre los efectos cognitivos del aceite de pescado se condujo de forma multiuniversitaria desde la Universidad de Duke, en los Estados Unidos. El estudio incluyó a 108 sujetos que sufrían de depresión.

Los investigadores hicieron que cada paciente tomara 4 gramos de aceite de pescado o un placebo de forma diaria. Luego de 12 semanas, los evaluaron el nivel de omega 3 en sangre de cada paciente y su nivel de depresión. Los resultados fueron sorprendentes: Los pacientes que habían estado tomando el suplemento de aceite de pescado tenían niveles más altos de omega 3 en su sangre, y además referían sentirse más saludables.

Asimismo, el estudio reveló que las personas con depresión suelen tener niveles bajos de ciertas sustancias químicas en el cerebro, como el ácido eicosapentaenoico y el ácido docosahexaenoico (ambos presentes en el aceite de pescado).

Que no te sorprenda este dato, porque no es el único.

Otras investigaciones realizadas en la publicación de Psychiatry Research encontraron que las personas con niveles relativamente bajos de omega 3 en el suero sanguíneo presentan mayores niveles de depresión. Y justamente si consumes aceite de pescado varias veces por semana, obtendrás grandes cantidades del ácido omega 3.

Aún más evidencia sobre los beneficios del aceite de pescado

Te debes estar preguntando: ¿tan poderoso es este aceite para combatir el mal humor y el abatimiento?

La realidad es que los científicos vienen estudiando este tema desde hace muchos años. Por ejemplo, estudios preliminares ya habían puesto a prueba el aceite de pescado como un tratamiento complementario para el trastorno bipolar con resultados prometedores.

Muchos investigadores ya habían sospechado que el aceite de pescado o cualquier otra fuente de ácidos grasos omega 3 podían actuar para estabilizar el estado de ánimo.

Por su parte, el neurocientífico Andrew L. Stoll, MD, de la escuela de medicina de Harvard, quien ha estudiado los efectos de los omega 3 en la enfermedad, encontró que al igual que los tratamientos disponibles en el mercado para la depresión, el aceite de pescado lograba estabilizar las paredes de las células nerviosas. «Al principio, nuestra reacción fue de sorpresa e incredulidad», escribe Stoll en su libro The Omega-3 Connection. Sin embargo, esto no todo.

Estos son los pescados ricos en omega 3

Como te comenté anteriormente, el aceite de pescado es una fuente rica de los dos ácidos grasos omega 3 esenciales: EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico).

Los ácidos grasos omega 3, por ejemplo, ayudan a formar membranas celulares, mantienen esas membranas flexibles y regulan el flujo de hormonas, así como otros mensajeros químicos que pueden afectar nuestro estado de ánimo. En otras palabras, tu cuerpo requiere cantidades adecuadas de EPA y DHA para mantener una salud óptima.

Por esta razón, es recomendable comer pescados de aguas frías con carne aceitosa al menos dos o tres veces por semana. Lo mas importante que debes saber al respecto es que no todos los pescados son ricos en omega 3, así que debes saber elegir los adecuados. Si quieres llevarte una buena dosis de omega 3, opta por estos:

  • Sardinas.
  • Salmón.
  • Arenque.
  • Trucha.
  • Atún blanco en conserva (albacora).

Consejo final: ten mucho cuidado con los medicamentos para la depresión

Desde que aparecieron los primeros medicamentos antidepresivos y psicofármacos, ha habido un incremento de diagnósticos de enfermedades mentales en muchos países del mundo. Para muchos investigadores, esto no es una causalidad.

Verás, es importante aclarar que si sufres de depresión, el primer paso es acudir a un profesional de la salud en vez de automedicarte. Por otro lado, todo dependerá de tu caso en particular. Por ejemplo, en casos de personas gravemente deprimidas o bipolares, dejar de usar sus medicamentos podría causar serios problemas. Sin embargo, justamente esto aplica en los casos realmente graves.

Recuerda que los suplementos de aceite de pescado generalmente se usan como un complemento de terapia en lugar de un reemplazo, así que consulta con tu médico.



Deja tus comentarios aquí: