Bondades de la vainilla fuera de la cocina

Bondades de la vainilla fuera de la cocina

La naturaleza es muy bondadosa. Si buscamos bien, siempre podemos encontrar en ella componentes que sirven para el cuidado personal. La vainilla no solo resulta estupenda como ingrediente para postres, sino que también cuenta con infinidad de proteínas ideales para cuidar y nutrir el cabello, por ejemplo. Además, posee propiedades antibacteriales que ayudan a prevenir los brotes de acné y a revertir los efectos del envejecimiento prematuro de la piel.

Los beneficios de la vainilla para la piel se pueden obtener a partir del uso de productos que contengan sus aceites esenciales, puros y concentrados. También se puede usar la esencia en cosméticos faciales, corporales y labiales debido a su acción regeneradora.

La vainilla en rama no contiene gluten, ni carbohidratos, y se ha cultivado desde tiempos prehispánicos, sobre todo en México. Es una sustancia analgésica y aséptica, que también es utilizada para controlar la fiebre.

La vainilla es recomendada para aliviar los síntomas del ciclo menstrual irregular. Puedes tomar un poco con leche para regularlo y sentirte mejor.

Siempre asociamos la vainilla a nuestros sabores favoritos como el helado y las tortas. Sin embargo, tiene el poder de ayudarnos a hidratar nuestra piel, estimularnos, aliviar los problemas digestivos y calmarnos.

Los beneficios de esta ramita no se quedan ahí. Resulta que la vainilla es un excelente antioxidante, analgésico, antidepresivo, afrodisíaco y antirreumático. Además, es un sedante natural estupendo, ayuda a equilibrar el sueño y combate la hipertensión arterial. Puedes comenzar a usarla, además de en los postres, como endulzante de tu café. Aprovecha los beneficios de la vainilla, añadiéndola, en polvo o extracto, a tus infusiones u otras comidas como el yogurt y natillas. Incluso, puedes usar aceites que contengan vainilla para darte masajes relajantes, y dejarte envolver por su exquisito aroma y la energía renovadora de ese momento de bienestar.



Deja tus comentarios aquí: