Brócoli un aliado para tu salud

Brócoli un aliado para tu salud

Desde hace varios años el brócoli ha ido ganando popularidad entre las personas que buscan mejorar su alimentación. De hecho se ha convertido en el epítome de la comida saludable, tanto que las redes sociales están repletas de videos e imágenes que postean casi a diario los padres orgullosos, que quieren mostrar que sus hijos comen bien y saludable.

Este arbolito verde también conocido como Brécol y Broculi, es familia de las Crucíferas y si eso no te dice mucho, te cuento a este grupo también pertenecen el coliflor, las coles de brucelas, la col china y el famoso Kale o col rizada) así que quizás ya te resulte algo más familiar.

El brócoli es la flor de la planta y existen 3 tipos: Calabrese (el mas popular) Romanesco y Sprouting. Aunque generalmente se comercializa en color verde, es posible encontrarlo morado y hasta blanco (fácilmente confundido con su hermano el coliflor).

El auge del brócoli en América es de reciente data, sin embargo en Europa se consume desde la época de los romanos.

Ahora bien, ¿por qué el Brócoli es considerado por algunas personas un superalimento?

Esto puede deberse a que es una magnifica fuente de vitaminas A, C, B1, B2, B3 y B6. También es una excelente fuente de Ácido Fólico y de micronutrientes como hierro, magnesio y zinc. Asimismo, es una excelente fuente de calcio, por lo que si tienes algún tipo de intolerancia a los productos lácteos, una taza de estos arbolitos cocidos pueden suministrar 71,8 mg de Ca (mas que la misma taza pero de leche).

A la hora de comprarlo, te sugiero elegir siempre aquellos “arbolitos” de color verde intenso, ya que cuando comienzan a ponerse amarillo es un claro indicador de su deterioro y pérdida de nutrientes.

El color verde intenso del brócoli se debe a su alto contenido de Beta-carotenos y éste es un potente antioxidante, que puede librarnos de los radicales libre que se generan en nuestro cuerpo y que pueden ser desencadenantes de células cancerígenas. De igual forma, recientes estudios han demostrado que el Sulforafano contenido en el brócoli impide el desarrollo de la Helicobacter Pylori, bacteria responsable de gastritis y otros síntomas asociados con la inflamación del tracto intestinal. Este mismo compuesto azufrado, también ha demostrado tener efecto antioxidantes, por lo que actúa en sinergia con el beta-caroteno en la prevención del cancer.

Por otro lado, el brócoli es muy bueno para disminuir el colesterol LDL mejor conocido como “colesterol malo” y al ser rico en fibra, nos ayuda a mejorar la movilidad intestinal.

Recientemente Un equipo de científicos del departamento de bioquímica de la Escuela de Medicina Yong Loo Lin de la Universidad Nacional de Singapur ha diseñado una mezcla hecha de bacterias y brócoli que encuentra y destruye las células del cáncer colorrectal.

Las verduras crucíferas como el brócoli y las coles de Bruselas contienen compuestos vegetales que tienen propiedades contra el cáncer cuando se descomponen. Sin embargo, no está claro cuán efectivos son esos compuestos después de que ingresan al sistema digestivo humano. Los científicos encontraron una manera de mejorar la biodisponibilidad de los compuestos de plantas anticancerígenas en el brócoli combinándolos con un tipo de bacteria normalmente presente en el colon: Escherichia coli Nissle.

Programamos a la E. coli Nissle para habilitar la unión de las células de cáncer colorectal de manera que pueda ser específicamente reconocida y localizada en la superficie de los tumores. Además, incluimos la capacidad de producir una enzima a partir de rábano picante para convertir un compuesto dietético de plantas crucíferas a un compuesto contra el cáncer.

La enzima convierte los glucosinolatos del brócoli (y otras verduras crucíferas) en sulforfano, que se sabe tiene actividad anticancerígena.

Con todo esto en mente, ¿cómo no incluirlo en tu comidas cotidianas? Pues a continuación 2 interesantes formas de incluir brócoli como guarnición o incluso como plato principal:

Brócoli Grillé

Ingredientes:

  • 1 manojo de brócoli
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 cda. Aceite de oliva

Preparación:

  1. Lave el brócoli con abundante agua y córtela en trozos medianos (de unos 3 x 3 cm aproximadamente) incluya los tallos
  2. Blanquear los trozos de brócoli en agua hirviendo por 3 min o hasta que el verde se intensifique considerablemente.
  3. Retírelos del agua y sazónelos a su gusto.
  4. En un sartén antiadherente coloque la cucharada de aceite y cuando esté bien caliente, saltee los brócolis por unos 5 min.

A esta receta que es muy sencilla, ud. le puede adicionar todos los vegetales que guste durante el proceso de salteado, logrando una mezcla de sabores realmente diferente.

Ensalada de brócoli con naranjas

Ingredientes:

  • 1 ramillete de brócoli
  • 2 naranjas
  • 1 pimentón
  • ½ cebolla morada
  • 3 cucharas de aceite de oliva
  • 1 cuchara de vinagre de vino
  • ½ limón
  • ¼ de cucharita de mostaza
  • sal y pimienta negra molida

Preparación:

  1. Cortar el brócoli y los tallos.
  2. Blanquear hasta obtener un verde intenso y que los arbolitos queden crujientes. Reservar y dejar enfriar.
  3. Cortar la cebolla y el pimiento en julianas.
  4. Cortar las naranjas y pelar los gajos, retirando todos los hilos fibrosos.
  5. En un recipiente hondo preparar la vinagreta mezclando el aceite, el vinagre, la mostaza, el jugo de limón y finalmente agregar sal y pimienta al gusto.
  6. Unir todos los ingredientes en una ensaladera.
  7. Guardar la vinagreta en un recipiente aparte para cubrir la ensalada al momento de comer.

Espero que lo disfruten y se animen a incluir el brócoli en sus comidas, hasta la próxima!!!

Imagen de www_slon_pics en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: