Busca la verdad en tu interior y sigue los latidos de tu corazón

La vida es una ruleta rusa en la que constantemente debemos lidiar con emociones, pensamientos, sentimientos, creencias y patrones. Lo importante es aceptar que eso existe y es parte de nuestra dualidad, porque somos luz, pero también oscuridad. Si te permites sentir, asentir, integrar y liberar, el camino se hace mucho más ligero y todo más llevadero.

Lo importante es no engancharse a esa emoción o situación porque es eso lo que baja tu frecuencia de vibración. La frecuencia de vibración es energía, n. Pide y te será dado, pero para ello, debes trabajarlo, pues tu esfuerzo será el trampolín para la manifestación de la luz en tu interior y en tu exterior.

Recuerda que eres un farol, eres luz y amor en expansión y si activas tu luz interior y la expandes con amor, tocarás corazones y ayudarás a transformar tu entorno y la vida de otros. Es esa tu verdadera misión como ser de luz en la humanidad.

Solo escucha a tu corazón, déjate llevar y guiar, pues seres de luz de otras dimensiones, ángeles, arcángeles, guías, maestros y el mismo Dios, están esperando tu oración para servirte y poderte ayudar, orientar y apoyar. Ellos solo quieren la evolución de la humanidad y si te quedas en silencio y escuchas tu interior podrás encontrar la verdad de Dios.

¿A qué viniste? ¿Quién eres en realidad? Solo escúchate. Solo recuerda. El olvido solo es un velo, una malla. Puedes ir más allá. Puedes sentir que lo que observas es ilusión y nada más. Puedes transformar y liberar tu alma. No tengas miedo. Tu alma vino a eso, a evolucionar.
Un guerrero de la luz debe tener fuerza, fe, coraje, confianza, valor y decisión para no ir marcha atrás, solo ir al frente y paso a paso, con amor y paciencia, transformar, trascender, sanar.

Eres capaz de cambiar cualquier situación que estés viviendo en la actualidad, tomar la lección y avanzar porque es parte del aprendizaje para que tu alma pueda evolucionar y ser solo luz y amor en expansión. Porque eso eres… el drama y el sufrimiento están de más. Y si te permites enredarte y estancarte en ello tu alma no lograrás liberar… Al contrario, solo atraerás y manifestarás la densidad energética y estados mentales y emocionales negativos.

¿Es eso lo que decides manifestar? ¿Tristeza, rabia, rencor, depresión y enfermedad? Déjame decirte que la vida va mucho más allá. Que acá en la vida terrenal cada segundo cuenta y es tu decisión vivir y arriesgar. Que lo que dejes de hacer y a lo que no te atrevas hará que dejes de hacer realidad las bendiciones que deseas y concretar tus objetivos.

Mírate.
Obsérvate.

¿Crees que eres solo un cuerpo o algo material? La vida se traduce en mucho más. Se traduce en reaprender y reeducar tu mente. En dejar patrones, programas y creencias atrás. En liberar tu karma o acciones y reacciones negativas pasadas y transformarlas en bien para ti y para los demás, para la humanidad. En aprender a amar.
Recuerda que lo que hagas hoy repercute en el mañana. Que lo que das recibes. Que lo que hoy siembras mañana lo cosecharás. Buenas acciones, buenos resultados. Malas acciones, malos resultados. Causa y efecto. Dios no es el castigador. Tus propias acciones determinan tu evolución y el tiempo es hoy, el momento es ahora.

Decídete.
Atrévete.
Cree, confía y lo vas a lograr. No desperdicies más tiempo, pues acá en la tercera dimensión el tiempo es lineal y no hay vuelta atrás.

Que la paz esté siempre en tu corazón.



Deja tus comentarios aquí: