Buzón de sugerencias

Mi profesor de ética profesional en la universidad una vez me dijo: «No existe la crítica constructiva, ya que, siempre que le digas a alguien que no te gusta algo de su persona, no le harás sentir bien sino mal, por lo tanto la crítica es siempre destructiva».

Debo confesar que mi profesor tenía una forma de explicar las cosas un tanto complicada, en aquel entonces entendí, que no importa a veces como critiques, aunque tu intención sea «buena» el reproche siempre lastima.

Yo creo que aceptar las críticas o no, depende de quién nos de el sermón; no es lo mismo recibirlas de un ser querido que de un compañero de trabajo, y mucho menos de un jefe o un simple conocido, lo importante es que no nos afecten en exceso y que no dañen nuestra autoestima.

Recibir críticas es más normal de lo que uno cree, no importa mucho si nuestra relación con los demás es buena o no, siempre habrá algo que otro piense debemos «corregir». Esto es más común de lo que pensamos, la crítica no es solo hablar mal de alguien, abarca regaños, correcciones o reproches. Por ejemplo, cuando un padre le llama la atención a su hijo por no avisar donde iba a estar, o por llegar tarde, cuando te corrigen en el trabajo o una muy común es decirle a alguien que no te gusta como viste, o sus zapatos.

buzon-sugerenciasEs decir, las críticas forman parte de nuestra vida y debemos aprender a aceptarlas y a manejar la situación adecuadamente, evitando reacciones exageradas, manteniendo una actitud controlada que nos permita conservar nuestras buenas relaciones con los demás y con nosotros mismos.

Carece de sentido malinterpretar cualquier simple comentario, suele suceder sobre todo con personas con baja autoestima, les cuesta hacer frente a cualquier sugerencia, incluso responde con ataques y descalificaciones, o con resignación, sentimientos de culpabilidad y tristeza. Por eso también es importante saber comunicar nuestra sugerencia, para no lastimar.

Para tener nuestro propio buzón de sugerencias, debemos tener seguridad y confianza en nosotros mismos, así no tendremos problemas para interpretar la realidad y mucho menos para aceptar nuestros errores, valorar nuestros éxitos, mejorar donde debemos; podemos aprovechar cualquier crítica para sacarle lo positivo y continuar creciendo.

 



Deja tus comentarios aquí: