Cada mañana

Valora todo lo que tienes:
Da las gracias cada mañana al levantarte por el nuevo día que tienes por delante para crecer, aprender, disfrutar, sonreír y conseguir tus sueños.

Este es el principio básico para ser feliz ante cualquier situación.Todos los días, busca un rato a solas para ti.

Es necesario instantes de soledad y de disfrutar de la maravillosa compañía que uno mismo se ofrece.

De esta forma te escucharás, entenderás qué necesitas y qué no, para ser feliz. Relájate, cierra los ojos y respira profundo durante 10-15 minutos, disfruta de tu respiración y concéntrate en ella, te ayudará a sentirte mejor y feliz.

Haz ejercicio físico al menos un par de días a la semana, el que te guste, el que te apetezca. Eso te ayudará a relajarte, desconectar, llenarte de energía además de conservar tu salud en buen estado.

Si lo practicas acompañado, será también una buena manera de relacionarte con gente, quizá nueva.Infórmate ya que en todas las ciudades se realizan muchas actividades gratuitas.

Podrás disfrutar de aquello que te gusta sin gastar dinero, solos, acompañados.

Es una buena opción para desconectar y de dedicarte a algo que te agrada. De esta forma tu energía y tu vitalidad crecerá y conseguirás ser feliz aún en épocas de crisis.

Plantéate metas.
Objetivos a conseguir, objetivos a corto plazo para que así obtengas pronto beneficios y te llenes de alegría.
Cada vez que cumplas una objetivo nuevo, lánzate a por otro y así verás como conseguirás cosas que creías imposible. Sueña, busca tus sueños, con trabajo y alegría los conseguirás.

Trabaja con alegría.
Aunque tu trabajo no te guste, aunque te paguen poco, aprende a disfrutar con todo lo que haces, seguro que algo, aunque sea mínimo, algo beneficioso te puede aportar tu trabajo, y si no tienes, busca y mientras, disfruta del tiempo libre, algo que cuando se trabaja falta y es tan necesario y preciado que debemos cuidarlo y valorarlo cuando lo tenemos.



Deja tus comentarios aquí: