Calma, cordura y paciencia

00

En el camino existencial, hay tres valores a los que debemos prestar atención, ya que es necesario desarrollarlos a fin de avanzar con pasos más firmes y seguros en la senda evolutiva. Estos atributos son: Calma, Cordura y Paciencia.

La Calma puede definirse como un estado del alma donde reinan la paz y la tranquilidad.

La Cordura según la psicología es un estado mental donde hay predominio de la prudencia y la sensatez. Esta prudencia no impide hacer las cosas, solo nos permite medir y tomar las previsiones para afrontar un reto. La sensatez no es otra cosa que actuar racionalmente, guiándose por el sentido común y la utilización de la verdad.

La Paciencia de acuerdo con la tradición filosófica, «es la constancia valerosa que se opone al mal, y a pesar de lo que sufra el hombre no se deja dominar por él»

El individuo calmado, encuentra soluciones donde otros hallan la fatalidad. Tiene mayor capacidad de respuesta ante los problemas, no en balde se le recomienda a las personas mantener la calma en situaciones conflictivas o catástrofes naturales. Empleando la Cordura está en propiedad de entrever las consecuencias de sus acciones con lo que alcanza mayor poder de discernimiento.

Tras alcanzar Calma y Cordura, el ser llega a la Paciencia, en el trayecto, ha aprendido a esperar su momento, sigue siendo presa del error, pero lo es menos de la incertidumbre y la ansiedad, trabaja relajado, comparte y disfruta el paisaje, teniendo la certeza de que llegará a su destino, hace parte activa del viaje. En otras palabras, Él lleva la vida y no la vida a él.

Para todo esto, es muy importante ser disciplinados, aplicar ejercicios de meditación, relajación, orar mucho, sin embargo, nada de lo anterior funciona sino cambiamos nuestras formas de pensar, sentir y accionar hacia las demás personas y hacia nosotros mismos. El cambio es posible, San Agustín decía que no hay Santo sin pasado y pecador sin oportunidad, pero depende de la actitud que se le ponga a transformación interna del alma, mientras más activa sea, más resultados se consiguen, solo hay que tener: CALMA, CORDURA Y PACIENCIA.

Se les quiere mucho, se les quiere bien, Dios les bendiga, Namasté



Deja tus comentarios aquí: