Cambridge ¡Mi ciudad para estudiar inglés!

Estuve buscando una ciudad donde pudiera estudiar inglés en Inglaterra. Dentro de las ciudades que pensé estaban: Londres, Cambridge, Oxford o Manchester. Para decidirme pensé en cómo y que quería experimentar la ciudad, tomé unos minutos, y me dije, sólo quiero una ciudad pequeña y tranquila, donde pueda caminar, por tanto, elegí en aquel momento a Cambridge. Porque había visto información sobre ella en la web y podría suponer que es una ciudad tranquila, relajada, pequeña, amigable y luego de un año de haber vivido la experiencia, puedo decir que si, estaba en lo cierto.

Cambridge Inspirulina_1

Llegue a Cambridge alrededor de las 7:00pm, el sábado 12 de enero. Estaba totalmente cansada, porque fue un largo viaje desde Venezuela y el aeropuerto que me toco llegar, también estaba algo distante de donde sería mi hogar. Me recibió Jacob el hijo de mi mother’s homestay. Yudith, en mi experiencia, fue como una madre para mi, ella me cuidó mientras estuve muy enferma en mi estadía allá, me siento totalmente agradecida por su presencia. Conocí en aquella casa a Amina, Luisa, Yuya, Damian, Dasha, quienes son de Russia, Colombia, Japón, Francia y Ucrania. Todos ellos fueron y siguen siendo personas maravillosas a quienes siento que quiero mucho, aprendí mucho de ellos. Ellos me apoyaron en cómo mejorar mi conversación en inglés, por ejemplo, Amina, me hacía practicarlo a través de repetir canciones; Luisa, me corregía cada vez que escuchaba que tenía una mala pronunciación sobre todo con aquellas palabras que iniciaban con “S”. Mis cenas con Yuya, siempre fueron agradables y conversadoras también, tanto como, ambos podíamos, así practicábamos. Dasha, me hacía ejercicios escribiendo en varios papeles palabras, que no podía pasar si no pronunciaba bien. Todas estas personas a pesar de cultura, costumbres, maneras de ver la vida diferente a mí, todas fueron amigables, optimistas, amables, y respetuosas personas. Me vi en cada uno de ellos. Ábrete a conectar con personas que superficialmente lucen diferentes a ti.

Mi primer día en la escuela de inglés, me sentía extraña, porque estaba pensando como yo podía estar allí. No podía creer que lo había logrado hasta luego de una semana. Siempre caminaba todas las mañana desde la casa hasta la escuela. Me tomaba 50 min aproximadamente, Sin embargo, yo no sentía que la distancia sea muy larga, al contrario me sentía feliz y relajada. Sin embargo, al mes decidí alquilar una bicicleta. Para todos lados iba en bicicleta, inclusive cuando el clima no estaba muy bien. Disfrutaba mucho cuando andaba en la bicicleta, me sentía libre; la rente en Hire Bike, muy cerca de la escuela. Realmente me sentí como una niña mientras andaba en bicicleta.

Tuve la fortuna de tener buenos profesores, quieres fueron excepcionales, recuerdo a Bill, Rolf, Steve, Peter, Chri, Robert. Otras personas especiales que conocí, fueron Katherine, Kerry y Jamie, y la chica que trabajaba en la cafetería, era muy divertida. Aprendí mucho de ellos, y de ellos, de mí.

 

Cambridge como ciudad es un interesante lugar para visitar, en mi opinión es un “must do” cuando visites Inglaterra. Es linda, peatonal, y muy amigable. Sus calles son pequeñas, los edificios de los colegios, jardines, plazas, parques, es totalmente plana. Puedes obtener una vista de la ciudad desde la iglesia Great St Mary, y un pequeño castillo llamado Mound. En cualquier lugar, en cualquier sitio que tú visites en Cambridge puedes sentir como de vieja la ciudad es.

La ciudad me regaló, nuevos amigos, nuevas perspectiva para mirar las cosas, la sensación de sentirme libre y niña, y unas piernas fortalecidas 😉



Deja tus comentarios aquí: