Carcelero de tus propios sentimientos

Hace unos años, mientras impartía un taller sobre relaciones sanas (Las 10 reglas para amar sin lamentos) explicaba como a menudo nos volvemos carceleros de nuestros propios sentimientos.

Bloqueamos cualquier acceso al exterior que nuestros sentimientos puedan tener, incluyendo con esto la salida de los mismos en forma de palabras que pudieran desencadenar cosas maravillosas no solo en nosotros sino también en otros seres humanos.

¿Cuantas palabras tienes atrapadas esperando salir?, ¿Cuantas personas se beneficiarían de escuchar lo que tú tienes guardado?

Sería interesante hacer una pausa y revisar con detenimiento, tal vez tengas un buen número de rehenes en ti, una cantidad de palabras atrapadas que están esperando salir y ser libres, llegar a destino y cumplir su ciclo, ser de utilidad y convertirse en semillas de cosas buenas y no corroerse en tu interior al no poder ver la luz de su misión amorosa.

Jaime Leal - Carceleros de tus propios sentimientos - ConferencistasPerdones que otorgar, pedir o simplemente liberar, «Te quieros» que enriquecerían el corazón y endulzarían los oídos de aquellos que los recibiesen, «Me importas» que ayudarían a reconstruir auto-estimas que en verdad requieren apoyo y un montón de cosas positivas más que están esperando ese sencillo pero sumamente importante momento en el que liberes las palabras positivas que llevas dentro de ti.

Libera tus buenas palabras, incluso para quienes ya se han ido, el simple hecho de escucharte a ti mismo admitiendo lo que sientes es también una forma de liberar tus sentimientos.

Para información de las conferencias de Jaime Leal solo debes visitar www.jaimeleal.com/conferencista



Deja tus comentarios aquí: