Carta a un Alma Gemela

Carta a un Alma Gemela

Amor mío, tengo el corazón abierto, mi alma desnuda y mi mente volando mientras estoy escribiendo estas líneas. Es la primera vez que le escribo una carta de amor a alguien a quien realmente le importa leerla.

Todas las cartas que he escrito han sido para un amor imaginario, un amor que siempre soñé encontrar, un amor que solo existía en mis sueños (ahora sé que ese amor siempre fuiste tú) …así que, para mí, escribir estas palabras significa que al fin logré encontrar ese amor que esperaría con ansias recibir mi primera carta de amor, para así poder leerla.

Ahora sé que todas esas lágrimas que derramé escribiendo aquellas cartas fueron un acto de fe y de esperanza, porque nunca me rendí, nunca dejé de soñar, nunca dejé de mirar a mi alrededor y de seguir las señales que me llevarían a muchos lugares mágicos, entre ellos, a ti (tú eres un lugar mágico). Continué aun sabiendo que esos caminos serían difíciles, algunas veces oscuros, por una razón poderosa: encontrar el amor verdadero.

No tengo la menor duda de que ha sido Dios quien nos ha unido, pues me lo dice mi corazón, mi alma y todo mi ser.

La vida es un misterio. He aprendido a caminar por senderos misteriosos, siempre confiando que lo mejor para mí, mi felicidad y mis sueños hechos realidad me esperan en algún lugar, en algún momento del tiempo, si es que realmente existe el tiempo.

Nos encontramos en un momento difícil, pero a veces lo difícil puede llegar a ser lo más perfecto y preciso. Muchos obstáculos nos separan. Tal vez nuestro amor sea un amor imposible. Yo, a veces lo pienso así, pues la razón siempre lograr sabotear nuestros sueños, por más que tratemos de impedirlo. Pero luego vuelvo a soñar. Regreso a mi estado natural. Mi estado preferido, el que se encuentra en el mundo espiritual, por eso me he vuelto tan sensible. Allí está la clave, la llave para superar los obstáculos, lograr nuestros sueños y vivir un amor verdadero.

Sé que existen muchas dudas entre nosotros. Lo que nos une es la energía de cada una de nuestras almas. Para ellas no existe el tiempo, la distancia, tampoco le importan todos esos obstáculos y barreras. A nuestras almas solo les importa lo realmente importante, vivir un amor verdadero con su alma gemela. Es ese amor lo que ayuda al universo a no hundirse en la maldad, la ambición, la mentira, la desesperanza y la falta fe.

El universo está en manos de los que verdaderamente aman. Nosotros somos afortunados, formamos parte de esas personas. Tú lo dijiste: “creo que nos encontramos porque los dos hemos sufrido mucho”. También lo creo así, sin nuestro sufrimiento no hubiéramos podido ver y apreciar este regalo de Dios, como muchos otros, seguramente lo hubiéramos dejado escapar sin siquiera haberlo reconocido.

Tú has mejorado mi vida de muchas maneras. Tu amor me ha mostrado y enseñado tantas cosas especiales, y sé que yo también he sido una luz en la tuya.

Alma Gemela, no sé si vamos a terminar juntos, eso ya no importa. Lo que importa es todo lo que hemos mejorado, aprendido y logrado en nuestras vidas, y lo que falta. Siempre estaremos unidos. Siempre seré tu fan número uno. Siempre voy a quererte y jamás dejaré de apoyarte.

Estoy segura de que nuestro encuentro tiene un propósito hermoso, una misión maravillosa. Debemos confiar en nuestros sentimientos, en nuestros corazones, y por supuesto, en Dios.

No habrá un día en que no sueñe con verte. No habrá un segundo en que no sueñe con tu voz, con tus manos, con tus ojos. No habrá una noche en que no sueñe con que me hagas el amor (verdadero).

Nunca le había confesado tantas cosas a una persona. Desde el primer día que escuché tu voz, un calor en mi corazón, una electricidad en mis venas, un temblor y unas llamas ardientes dentro de mis piernas me acompañan todos mis días, así como tantas veces lo soñé en todas esas cartas que de amor que escribí.

Nos esperan muchas fantasías, aventuras y sueños por cumplir.
Te amo,
Tu Alma Gemela.

La magia del amor

El amor puede curar cualquier herida.
Solo con sentir un amor verdadero ya es suficiente,
aunque sea un amor imposible o no correspondido.

El amor lo es todo, no importa de qué forma se sienta.
a veces puede doler, pero es un dolor que sana.
Solo tú puedes sentir ese amor, porque vive dentro de ti.
Solo tienes que despertarlo.

Esa persona que te ayude a despertarlo siempre será importante,
pero el amor es tuyo, es un regalo de Dios para cada uno de nosotros.
Es nuestra mejor arma, nuestra mejor medicina
Es la verdadera magia.

Amar significa todo.

En cambio, ser amado sin amar no significa nada.

Con pasión y sin miedo,

Imagen de Pezibear en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: