Carta de Liberación para Eliminar Votos Kármicos

Carta de Liberación para Eliminar Votos Kármicos

Los tipos de Votos Kármicos más conocidos son: Voto Pobreza, Voto de Celibato, Voto de Silencio, Voto de Sufrimiento, Voto de Obediencia, Voto de Abnegación, Voto de Pobreza y Voto de Sufrimiento. Los Votos relacionados con Dogmas Religiosos. Y los Votos relacionados con una Orden Filosófica. ¿Qué son Votos Kármicos? Son promesas, juramentos, lazos o pactos realizados en la vida actual y en las vidas pasadas. Se verbalizan de manera inconsciente o consciente. También, existen votos que se hacen conscientemente por decisión propia u obligación religiosa o del clan familiar. Los votos kármicos están en tu vida actual y se pueden manifestar causando bloqueos o limitación en el progreso, la abundancia, la autoestima, la comunicación interpersonal, relaciones amorosas y matrimoniales, incluso, en tu bienestar.

En resumen, el Voto Pobreza manifiesta problemas con el dinero y todo lo que implica progresar en esta vida. Puedes quedar en la ruina y banca rota. Tienes muchos problemas con la de repartición de herencias. Malos negocios. Este lazo se centra en el pensamiento ”El dinero es malo”. Lo relacionado con el Voto Kármatico de Castidad son problemas sexuales e incomodidad para establecer relaciones sentimentales con otras personas. Con el Voto de Sacrificio colocas a los demás primero, su bienestar antes que el tuyo. Y te victimizas soportando lo negativo en tus relaciones personales, de pareja y con tu familia. Cuando identificas en ti el Voto de Silencio sientes un profundo miedo de hablar en público. Incluso sientes que no te toman en cuenta. Tienes problemas para comunicar tus ideas. Y con el Voto de Obediencia tienes problemas para poner límites y decir que no. Y prefieres que tomen decisiones por ti.

¿Cómo anular los Votos Kármicos? Escribe esta Carta de Liberación por 22 días consecutivos antes de dormir. Luego, la quemas para que el fuego purifique todo lo discordante. Desechas las cenizas en el retrete. Y listo. Cada día notarás como sube tu vibración energética. Fluye con la energía vital de Divino Creador. Alcanza el bienestar y la tranquilidad en todos los aspectos de tu vida.

Carta de Liberación para eliminar los Votos Kármicos:

Yo _______________ (escribe tus nombres y apellidos completos) aquí y ahora revoco, anulo, libero, me libero y renuncio en este momento a cualquier tipo de voto, lazo, promesa, contrato, juramento o vínculo de cualquier tipo realizado por mí o en mi nombre desde el momento de la creación hasta el presente, aquí y ahora, que esté activo y en esta vida, en las pasadas, y en las siguientes, que comprometa y obstruya o pueda comprometer mi libre albedrío, mi bien mayor y mi evolución. Pido al Creador solemnemente perdón por todos los daños y perjuicios ocasionados a otros seres vivos realizados directamente o indirectamente por mí o en mi nombre. Invoco la Ley del Perdón, pido perdón y me perdono. Pido y solicito al Divino Creador que sea restaurado el perdón, la luz y el amor para transmutar todo lo negativo ocurrido. Pido al Divino Creador sean disueltas, liberadas, borradas y transmutadas las memorias y programas erróneos. Pido que todos los Voto Kármicos sean borrados, disueltos y transmutados en luz, amor y lección aprendida. Que mi alma y mi ser tengan la total libertad para escoger. Y el camino para mi evolución esté completamente abierto y disponible para transitarlo y cogerlo con claridad, amor, tranquila y sabiduría plenas. Pido al Creador que se borren, liberen y transmuten en amor todas las memorias a que hubieses dado lugar mi proceder y sean llenadas con amor, progreso, equilibrio, crecimiento, luz y perdón. Pido al Creador que el karma creado sea devuelto a su fuente original y transmutado en amor, sabiduría y luz para mi alma y la de todos los implicados. En el día de hoy me perdono a mí misma/o profundamente y decreto que de aquí en adelante: Me permito experimentar abundancia y prosperidad en todos los aspectos de mi vida. Me permito recibir dinero por cualquier actividad que realice. Me permito experimentar deleite con los alimentos en la forma sabia en que los ingiera. Me permito gozar de una sexualidad sana, amorosa y plena. Me permito comunicarme de forma abierta y con sabiduría. Me permito amarme a mí misma/o y considerarme digna/o de amor y cuidado. Me permito tener y disfrutar todo lo que desee en conformidad con mi plan superior y misión de vida. Me permito acoger, aceptar y saber usar sabiamente los dones positivos y espirituales que me fueron asignados para mi mayor evolución, mi mayor bien y la de los demás implicados. Así es. Gracias. Hecho está. Hecho está. Hecho está. Hecho está. Amén. (x4)

Imagen de Anna Larin en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: