Carta de sanación del árbol genealógico

Carta de sanación del árbol genealógico

Esta carta es una de las que más utilizo en mis terapias de sanación holística y liberación energética.  Se lee en voz alta, siempre, al finalizar la escritura. Luego se procede a quemarla. Las cenizas puedes colocarlas en un matero o en un jardín, y entregarla a la Madre Tierra como un acto de amor incondicional, puro y perfecto para cada uno de los integrantes de tu familia. Intenciona transmutar con llama violeta  todo lo negativo o todo patrón discordante.

Yo ___________________________________ (escribe tus nombres y apellidos completos) en este acto de puño y letra como regalo al clan familiar al cual pertenezco invoco al Espíritu Santo y bendigo, reconozco, respeto, honro, perdono y amo a mi familia. Me libero y libero de toda ofensa  y patrón negativo o discordante a todos mis antepasados, a toda mi familia, a todo mi linaje materno, a todo mi linaje paterno, a mis padres, hermanos, tíos, primos, hijos, vecinos, parejas, exparejas, maestros, profesores, jefes, compañeros, empleados, socios, amigos, enemigos y a toda persona que en algún momento haya estado conmigo de todos los programas conscientes, inconscientes y subconscientes que son herencia de mi clan familiar. Hoy me libero y libero a todo mi clan familiar de todas las ideas limitantes, memorias de dolor, memorias de desamor, memorias de exclusión, memorias de violencia, memorias de abandono, memorias de infelicidad y amores contrariados, memorias de tristeza, memorias de pérdidas económicas, robos, quiebras, malos negocios, conflictos por herencias, de asesinatos, muertes repentinas, enfermedades mentales y físicas, accidentes, violaciones, palizas, hijos no deseados, hijos no reconocidos, abortos, incestos, suicidios, crueldades, esclavitud, trabajos forzados, trabajos no remunerados, guerras, dictaduras, torturas, encarcelamientos, maldiciones, mala suerte, secretos de familia, todo aquello que es una vergüenza y limitación para mí y mi familia, toda memoria de falta de amor, toda memoria de dolor que ha afectado a mi clan familiar para que no se siga perpetuando a través de mí. Me libero y los libero para que todas las memorias negativas y discordantes no se sigan repitiendo ni heredando en mí, ni en las generaciones venideras, ni en los más pequeños de mi familia. Aquí y ahora lo siento, gracias, perdóname, te amo familia.  En este acto de responsabilidad, crecimiento, perdón, luz y amor incluyo a todos los excluidos dentro de mi clan familiar. No los juzgo mal.  Los amo, los reconozco, los acepto y los respeto. Tú perteneces. Yo pertenezco, también. Así es. Espíritu Santo, dejo a mi familia en tus manos para mi bien mayor y el de todos los seres implicados. Aquí y ahora con total paz y tranquilidad entrego a mi clan familiar al sagrado corazón de la divinidad.  Así será siempre. Hecho está. Infinitas gracias Padre celestial.

Es una certeza. Amén.

Gracias. Gracias. Gracias.



Deja tus comentarios aquí: