Carta para sanar la ira, la rabia y el enojo

Carta para sanar la ira, la rabia y el enojo

Yo __________________ (escribe tu nombre y apellidos), en este acto de puño y letra decreto y afirmo que yo me amo, me respeto, me reconozco y me apruebo por todo lo que he vivido. Yo me amo porque estoy aquí sanándome y liberándome de todo lo discordante en mi vida.  Asumo con responsabilidad mi vida. Acepto la vida tal cual es. Me perdono por todas las creaciones dolorosas de las que tengo conciencia y en mi subconsciente. Abrazo y amo todas mis memorias y recuerdos porque al manifestarse me ayudan a sanar en mí el dolor recibido e infringido. Yo me amo por toda mis vivencias, porque me llevaron a lo que soy  aquí y ahora. Yo me amo por todo lo que sufrido. Yo me amo por todo lo que he sentido. Yo me amo por todo lo que he dado. Yo amo al ser que era y amo el ser que Yo Soy aquí y ahora en el presente. Yo amo a todas mis experiencias de vida porque todo es perfecto para mi crecimiento espiritual. Yo me amo infinitamente e incondicionalmente. No me juzgo. No emito ningún tipo de juicios en mi contra. No  me condeno y no crítico a nadie. Cada quien asume su responsabilidad y sus asuntos.  Yo me amo porque soy capaz de perdonar y amar mis memorias de dolor y tristezas, mis memorias de pérdidas económicas y mis memorias de abandono. Lo siento, perdóname, te amo Padre Celestial. Gracias, Divinidad, por darme todo lo que necesito en el momento correcto y perfecto.  Niña/o interior, te amo, porque estás siempre conmigo. Te pido perdón por no escucharte y por olvidarte. Divinidad, limpia en mí lo que causa dolor, angustia, ira, enojo, resentimientos, enfermedades y miedos. Así es. Así será siempre.

Amén.



Deja tus comentarios aquí: