Carta para sanar mi querido cuerpo

Carta para sanar mi querido cuerpo

Petición de sanación

Querido cuerpo físico, emocional y espiritual:

De acuerdo al plan y a la voluntad divina, Yo _________________________ (escribir tus nombres y apellidos completos) como el ser multidimensional que soy, invoco a todos los maestros ascendidos, a Padre-Madre divinos, a los ángeles y arcángeles, a todos los médicos del cielo, a todos los seres de luz que tutelan mis caminos, para pedirles amor, luz, conocimientos, sabiduría, abundancia, prosperidad y crecimiento. Luz, mucha luz, para que juntos recorramos la senda que ha sido trazada por nosotros mismos desde las más altas regiones del espíritu a través de ustedes, amados guías. Yo Soy y me dirijo a la fuente creadora del espíritu como el ser multidimensional que soy, Yo Soy el que Yo Soy sagrado y merezco estar aquí en la Tierra para recibir respuestas de ti, querido espíritu, mi magnífico socio. Yo Soy el que Yo Soy eliminando las entidades ancladas y acechantes. Disolviendo y borrando todos los contratos kármicos hechos en esta vida y vida pasadas. Aquí y ahora elimino todos los programas negativos y energías discordantes. Por el poder de Cristo morador en mí disuelvo todo bloqueo en todos los planos, dimensiones, líneas temporales, capas del aura, en mi cuerpo energético, cuerpo emocional, cuerpo físico, cuerpo espiritual y cuerpo etérico en donde esté ese bloqueo sea disuelto y pulverizado, desde el punto y el momento en que se originó. Desde y con el amor del corazón de Dios Padre celestial desconecto y cierro todas las conexiones discordantes y problemas negativos. Yo Soy el que Yo Soy limpia y cierra cualquier residuo negativo energético y cualquier portal o conexión abierta que cause fuga de energía vital, enfermedades y patrones negativos. Transmuto en luz y amor todo impedimento para manifestar todo el potencial y crecimiento personal. Elimino cualquier conexión que pueda tener con cualquier entidad o situación negativa. Yo Soy el que Yo Soy restaura el balance y el equilibrio natural de mi cuerpo. Querido cuerpo físico, estamos juntos en esta vida y juntos nos sanamos a nosotros mismos, juntos tenemos el poder de inmunizarnos de cualquier proceso que pueda deteriorar la salud de nuestro sistema físico. Juntos nos regeneramos en forma armónica y equilibrada. Juntos nos rejuvenecemos y juntos tenemos el poder, de retardar la liberación de la química hormonal que envejece, pues juntos sanamos nuestras células, tejidos, órganos y funciones. Yo Soy y tengo fe en que mi paz interior está siempre segura con la ayuda de mi Yo Superior, ahora, cada célula de mi cuerpo lo sabe, proclama su intención y actúa en consecuencia, para sentir las frecuencias más altas de pensamiento, que proporciona el conocimiento y el amor incondicional de Dios. Yo cocreo mi mundo, soy libre del espacio y del tiempo y soy parte de todo lo que es. Yo Soy el que Yo Soy, en esta hora y en este momento renuncio a todos esos votos y decreto que los libero definitivamente de mí, principalmente aquellos que estén relacionados con pobreza, abandono, desamor, violencia, pérdidas económicas, enfermedades, dolor, sufrimientos, soledad, vacío emocional y vacío existencial. Yo Soy el que Yo Soy sanando y limpiando los registros kármicos de todos mis procesos evolutivos. Asimismo, yo estoy en contacto permanente, con todos los niveles de mi Yo multidimensional, multicósmico, individual manifestando aquí y ahora de la total prosperidad material. Hecho está. Así es. Es una certeza.
Amén.

En pocos días, empezarás a ver los resultados, ya que se activa inmediatamente la sincronicidad de eventos que les llevará hacia nuevas oportunidades de empezar a manifestar y cocrear buena salud y una vida plena y tranquila, a través del espíritu y del Yo superior, ese aquí y ahora donde obtenemos de manera fluida todo lo necesario en nuestra vida, la sanación, liberación de patrones, los caminos se abren. Mi propósito de arrojar un rayo de luz donde haya oscuridad y con la recta intención de aportar unas sugerencias o punto de partida para iniciar el viaje de regreso a casa… el viaje es hacia adentro. Las respuestas que buscas están dentro de tu corazón. Siente el palpitar de la vida misma. Eso es energía vital.

Image by Gerd Altmann from Pixabay



Deja tus comentarios aquí: