Carta para superar pensamientos y creencias limitantes

Carta para superar pensamientos y creencias limitantes

Conviértete en tu propio héroe. El universo es vibración, todo en él está en continuo movimiento, transformando su forma a través de la voluntad (la acción), enfocando su atención en el deseo cumplido, comandando esta energía vibrante segundo a segundo usando la mente y la palabra hablada. Dios es la esencia de la imaginación humana, ya que con ella, usando la visualización de manera persistente, puedes ir poco a poco creando las experiencias que deseas tener en tu vida. A mayor conexión espiritual con Dios mayores son las manifestaciones de amor, orden divino, prosperidad, felicidad y tranquilidad en nuestras vidas.

Tus limitaciones las decides tú. Tus ideas limitantes las creas tú. Tú creas tus pensamientos desde las emociones, descontroladas o en perfecto orden. Crea tus metas y sueños con un plazo de tiempo determinado. Estos proyectos de vida se convierten en el plano físico cuando a cada objetivo le damos toda nuestra atención. Las palabras tienen poder creador. Dios con su verbo dijo: “Hágase la luz y la luz se hizo”. Así que tú junto con la divinidad eres un cocreador de realidades y futuros posibles. No existen límites para cocrear realidades. Tú eres ese gran creador. Nadie más que tú debe ser el protagonista del guión de tu vida.

Sé paciente, aprende a escuchar a tu alma, sigue el camino que el universo te está enseñando y confía en que todo se está organizando a tu favor. Así es. Piensa en tu deseo lo más que puedas. La imaginación humana es la que crea la realidad, por eso cada vez que te ves a ti mismo siendo aquello en lo que quieres convertirte, le estás diciendo al universo que ese es tu deseo, y al vivir tu deseo como si ya lo fueras, no tendrá más remedio que manifestarse.

Todo aquello a lo que das tu atención se vuelve más presente en tu vida, estarás atrayendo hacia ti más y más de ese tipo de experiencias. Tú o eres tus pensamientos, o eres la conciencia que los observa desde más lejos. Tú no eres tu pasado. Tú eres tu presente… tu aquí y ahora. Cuando tomas distancia de todo lo que te resta energía vital, ya sean personas, situaciones o lugares, recuperas el poder de elegir, y sabes que puedes elegir amorosamente desde tu conexión con el amor propio si darás o no tu atención a la energías negativas o discordantes que impiden estar en paz contigo y con el mundo. Eres libre. Tú eliges.

Vivimos en una dimensión en donde el tiempo y el espacio rigen nuestra realidad, por lo tanto, debemos sostener en la mente lo que deseamos hasta que logremos trascender las barreras del tiempo y del espacio, para finalmente ver nuestro sueño plasmado en la realidad y disfrutarlo como una experiencia real. Yo sostengo mi deseo desde el amor. El poder del amor es la energía más poderosa del universo. Es capaz de transformarlo todo. Cuando nuestras palabras de resolución en cualquier terapia de sanación holística invocan el amor, podemos corregir y enderezar todas las situaciones complejas de nuestra vida y la de los demás seres implicados.

La mente humana es la fábrica de la realidad. A través de su atención y su enfoque va dando forma al mundo. Debes convertirte en el guardián de tu mente eligiendo solo aquellos pensamientos que apoyan tus sueños, para así retomar el control de tu vida. Los sueños pertenecen a aquellos que tienen la fuerza para atreverse a seguirlos. Tus sueños te esperan. Nuestra mente subconsciente guarda todas las programaciones que hemos recibido a lo largo de nuestras vidas. Muchas de ellas son programaciones erróneas que se reflejan en eventos desagradables a lo largo de nuestra experiencia diaria.

Tus pensamientos crean tus experiencias. Todo parte por una decisión, y las decisiones están basadas en la libertad de cada ser humano de tener el poder de elegir lo que desea conseguir en la vida. Recuerda que tú eres el único que puede tomar las decisiones para crear una vida plena. Las buenas acciones elevan tu energía y te preparan para recibir de vuelta todo lo bueno que entregas a los demás. Recuerda que el no perdonar algo o a alguien y guardarte dentro esa rabia, es como tomarte tú el veneno, esperando que sea la otra persona la que se muera. El perdonar cualquier ofensa, violación o agresión que nos hayan hecho es un maravilloso regalo para nosotros mismos. Si en el pasado o en el presente vives situaciones desagradables, es porque has dejado que tus pensamientos creen esa realidad. Tú eres el observador de tu mente, tú eliges qué pensamientos tener, y de esa manera, estás eligiendo qué realidad vas a experimentar. Las constelaciones familiares y los registros akáshicos junto con otras terapias cuánticas y holísticas nos regalan la oportunidad de corregir estas memorias, y de esta manera experimentar mejores eventos en nuestra vida. No vivas esperando la aprobación de los demás, de quienes tú consideras personas importantes. Vive acorde con tus convicciones, nadie tiene por qué opinar sobre tu vida y tus decisiones. El perdonar cualquier ofensa que nos hayan hecho es un maravilloso regalo para nosotros mismos.

Vive el ahora. Sal un poco de tus pensamientos y de los mensajes que lees en tu teléfono celular, y mira a tu alrededor, respira profundo, aprecia la belleza de este mundo maravilloso y demuéstrales tu aprecio a los que más amas dándoles tu completa atención. Es verdad, uno se cansa de esperar que las metas y sueños se concreten en el plano físico. A veces, es común sentir que los deseos tardan demasiado en llegar. Pero no es que tarden en llegar, lo que sucede es que al estar enfocados en que nunca llegan, estamos obstaculizando su manifestación. En vez de cansarte de esperar, usa ese tiempo en imaginar que tu deseo ya se ha cumplido y sentir que ya está aquí. Saber cuál es tu propósito en este mundo puede ser algo abrumador y, sin duda, cada persona está viviendo de alguna u otra manera su propósito de vida. Sin embargo, el estar consciente de ello te da claridad para seguir con más precisión día a día construyendo tu realidad. Sé valiente y atrévete a hacerte aquellas preguntas fundamentales para organizar tus ideas.

Atrévete a comandar desde tu corazón y tu mente la energía que crea futuros posibles. El poder cocreador de la divinidad es tuyo. La confianza y la responsabilidad son valores maravillosos de cultivar. Cuando esperas que algo maravilloso suceda, es una certeza que eleva tu vibración. Es necesario abrirte a recibir todo aquello que deseas y que el universo ya tiene listo para ti. Así que afirma y decreta para que se manifiesten todos tus proyectos, metas y sueños.

Carta:

Yo Soy el que Yo Soy, orden divino manifestándose continuamente en todos mis asuntos de vida. Yo Soy ___________________________________ (escribir tus nombres y apellidos completos) aquí y ahora, suelto y me libero cualquier forma de energía discordante, de cualquier forma de pensamiento negativo, de cualquier situación discordante que ya no me pertenece y me esté costando soltar. Yo Soy un ser de luz. Yo Soy amor. Con el poder la divinidad que mora en mí disuelvo y pulverizo cualquier adicción, hábito negativo y discordante para mí y para las personas presentes en mi realidad. Aquí y ahora rompo las cadenas, memorias, programaciones y bloqueos que limitan, bloquean y sujetan a mi alma. Yo Soy disolviendo continuamente cualquier lazo, inconsciente, subconsciente o consciente que sea limitante. Yo Soy mi sombra, la abrazo y la suelto con mucho amor. Yo fluyo en amor con el universo. Abro mi corazón, mente, espíritu y alma a todas las maravillosas experiencias de vida que me esperan al disolver mis miedos. Yo Soy todo cambio positivo. Me dejo llevar amorosamente por el cambio constante y continuo. Yo Soy confianza. Yo Soy lo que quiero ver y le pido al universo que me muestre lo maravilloso que es mi camino de vida. Yo Soy agradecida. Hoy agradezco todas y cada una de mis experiencias negativas y discordantes para conectarme con el bien mayor. Yo Soy consciencia. Yo Soy conocimiento. Yo Soy el eterno aprendiz. Yo Soy conexión divina. Yo Soy crecimiento continuo. Yo Soy sabiduría. Yo suelto y confío en la divinidad que está dentro mi corazón. Doy la bienvenida a un futuro amoroso, en sintonía con el orden, el amor, la prosperidad, la abundancia, la tranquilidad y la paz. Yo soy el que yo soy transmutando en llama violeta toda energía negativa y discordante que existe en mi alma desde mi primera reencarnación atravesando todas mis vidas, todas mis muertes y hacia toda la infinidad y en todos los árboles genealógicos en que haya participado. Yo Soy manifestando limpieza energética para eliminar y disolver los problemas en mí y en todas las situaciones. Yo suelto lo negativo y discordante aquí y ahora por el poder de Dios que vive en mí. Y afirmo que el pasado ya no existe y ha quedado atrás. Yo suelto y libero los problemas. Yo amo y confío en el universo, en mi divinidad, que saben perfectamente trabajar para que se manifieste siempre mi mayor bien, para mí y para todos los implicados. Yo Soy la tranquilidad. Es una certeza. Así es. Así será siempre.

Amén.

Imagen de free stock photos from www.picjumbo.com en Pixabay



Deja tus comentarios aquí: