Celebra el regalo del amor en San Valentín

Celebra el regalo del amor en San Valentín y siempre. Abre las puertas de par en par a la felicidad. Disfruta del momento presente como un regalo infinito de amor y de vida. Deja que la magia del 14 de febrero ilumine tu corazón con el romanticismo propio del pensamiento positivo. No importa cuál sea tu situación sentimental, el amor es un bien universal. Por tanto, quiérete a ti mismo de un modo incondicional, comparte tu vida con los demás y cierra los capítulos de tu pasado sentimental con la gratitud y no con el rencor. Los regalos gratis para San Valentín que puedes hacerte a ti mismo son: pensamiento positivo, ilusión y tranquilidad.

No idealices el día de San Valentín porque si lo haces, entonces, nada colmará tus expectativas. Deja de lado la exigencia crónica que surge de esperar demasiado. ¡Anímate a crear momentos de felicidad en tu vida emprendiendo nuevas aventuras, tomando las riendas de tu felicidad en primera persona!

Empieza el día con un pensamiento positivo y a partir de entonces, adopta el hábito de iniciar cada jornada de este modo. Un pensamiento positivo para San Valentín puede ser este: “Yo me quiero”. No existe la media naranja, es decir, una persona está completa en sí misma como ser autónomo e independiente.
San Valentín puede ser una fecha perfecta para reflexionar sobre dónde quedaron esos propósitos de inicio de año y qué fue de esas promesas. En caso de que hayas aparcado esos deseos, reflexiona al respecto y busca el modo de retomar esas ilusiones. Desde este punto de vista, celebrar San Valentín es un signo de inteligencia emocional.

Si estás soltero no idealices la felicidad de las parejas (la felicidad no es un escaparate que ves en los demás sino un bien interno que puedes sentir). Si sufres un dolor sentimental, no añores el pasado y aprovecha tu presente con un plan de San Valentín maravilloso. Si tienes una relación de pareja feliz, entonces, valora lo que tienes y cuida también tus relaciones de amistad y los vínculos familiares. Además, no pierdas la ilusión de conocer gente nueva porque cada ser es único e irrepetible.



Deja tus comentarios aquí: