Clarifica tu propósito

Tu propósito se aclara cuando elevas la mirada por encima de tus metas y reconoces que no es el logro de la meta en sí lo que buscas y lo que te llenará, sino la experiencia de transformación que ocurre en ti durante su proceso.

En la transición de alcanzar tus propósitos ocurre una metamorfosis y surge el nuevo tú que deseas ser; lleno de vivencias, crecimiento y evolución. Reconoces que más allá de tus objetivos, estás buscando reencontrarte y recordar quién eres realmente.

Dentro de ti reside una Guía Interna sabia, que comprende el propósito del camino que recorres y que conoce los deseos de tu alma. Ese Maestro Interior te apoya y te ayuda a trascender las dificultades cada vez que tú eliges escucharlo y seguirlo.

Cuando no sigues tu Guía Interna de amor y, por el contrario, te dejas llevar por la mentalidad de temor y control, tienes la sensación de estar perdido, de no tener un rumbo claro ni un propósito definido. Te comparas con los demás y determinas tu éxito según los logros de los otros.

Al desconectarte de tu Guía Interna, tu mente se nubla, entras en un estado de ansiedad y dejas de disfrutar del presente. Pasas por alto valorar lo que tienes y no puedes comprender el propósito de nada de lo que te sucede.

Si tus metas son impuestas por los pensamientos y emociones de miedo, tu felicidad presente se disuelve, esperando el logro de un objetivo futuro. Si algo no sale como esperabas, te irritas porque no puedes apreciar el aprendizaje que te brinda el recorrido. Si no estás atento en el presente, no puedes disfrutar del camino.

Al cambiar de percepción y decidir que tus propósitos sean dictados por tu Sabiduría Interior, ellos se trasforman en el maravilloso mapa que te lleva a tu realización personal y espiritual. Te haces consciente de que las metas son una herramienta de aprendizaje y no un fin en sí mismo.

shutterstock_125967902

Conectarte con tu Ser Interno te capacita para ser amoroso y compasivo contigo mismo, a volverte consciente de tus deseos y a tener claridad sobre tu propósito. Puedes desapegarte más fácilmente de los resultados y concentrarte en vivir el ahora, dejando ir las alternativas que te causan conflicto y dolor.

Darte cuenta de que no tienes que esperar a tener grandes logros para estar en paz y ser feliz te libera, pues comprendes que estos estados son una elección que puedes tomar o desechar independientemente de las circunstancias externas.

Usar el poder que vive dentro de ti para trascender tus limitaciones te llevará cada vez más al reconocimiento de que la felicidad está siempre a tu disposición. Pues tú la puedes elegir.

El reconciliarte contigo mismo momento tras momento te dará la clave para disfrutar tu vida. Si sigues tu luz interna aclararás tu propósito y la tranquilidad volverá a ti. Así que invita a tu Guía Interior cada vez que te acuerdes para que te muestre cómo hacerlo.

Tú tienes un grandioso rol por manifestar en este mundo.

Deja de aplazar tu felicidad y elige ser feliz ahora.

No importa que tus metas aún no se hayan cumplido, el ahora es siempre el mejor momento para ser feliz.

Es maravilloso enfocarte en tus propósitos, pero recuerda que la paz, la dicha y el amor viven dentro de ti. ¡En el presente!

Clarifica tu propósito

 

 

Todo pensamiento produce forma en algún nivel,

obrar milagros requiere que uno se de cuenta del poder de los pensamientos,

el obrador de milagros debe poseer un genuino respeto por la ley de causa y efecto

como condición previa para que se produzca un milagro.

– Un Curso de Milagros –

 



Deja tus comentarios aquí: