7 claves para una mejor relación en 2012

¿Cómo escapar a las listas de propósitos y promesas de año nuevo? Así somos los humanos: nos gusta delimitar el tiempo, establecer ciclos y alimentar esperanzas con un nuevo comienzo. No hay nada de malo con esto… si de verdad aprovechamos la oportunidad.

Si el 7 te luce como un número de la suerte y deseas hacer algunos cambios en tu relación de pareja o familiar, quiero compartir algunas claves sencillas para lograrlo. Navegando en las páginas de Psychology Today encontré un artículo de Melissa Orlov que me gustó, así que acá tienes una adaptación libre. Melissa es consejera matrimonial y especialista en relaciones de pareja. Lo interesante es que sus recomendaciones parten de acciones personales que redundan inmediatamente en quienes nos rodean.

pareja_charla

1.- Vive con respeto: A pesar de las frustraciones es mejor respetar a tu pareja. Eso implica tomar conciencia del trato que le dispensas, y también, el que estás recibiendo. Es un asunto en doble vía. Cuida tu tono de voz, tus palabras y enfócate en los aspectos positivos de ambos. Saber exteriorizar tus necesidades y disminuir la crítica puede ayudarte a abrir conversaciones más beneficiosas y satisfactorias.

2.- Cuídate a ti mismo: ¿Te tomarás en serio la promesa de llevar una vida más sana? Esos cambios en la alimentación y el ejercicio te harán sentir mejor, porque no es un secreto, ese es el primer paso para tratar mejor a tu pareja y tu familia. Además, date un gusto de vez en cuando. La vida es también esos momentos que guardas para ti.

3.- Comienza a pensar en la muerte: Si, es incómodo, pero necesario. Así podrás apreciar el valor de la vida, la rapidez con la que transcurre y lo efímero del presente. Si bien esto puede causar algo de ansiedad, por otro lado te brinda un impulso para dedicarte a aquello que realmente te importa. Y si hablamos de pareja, eso puede ser pasar más tiempo juntos o buscando espacios de diversión.

4.- Cambia el “debo hacer” por el “elijo hacer”: ya que el tiempo es finito, mejor escoger dónde enfocar tus energías. Claro que hay cosas que debemos hacer en la vida, pero con frecuencia nos enredamos en cumplir (y nos buscamos más obligaciones que no nos satisfacen) en lugar de elegir inteligentemente lo que nos hace felices.

manos_corazon_atardecer

5.- Limita la sobrecarga de información: ¿Hace falta estar conectado con todos, todo el tiempo? Si el tiempo que dedicas a estar informado en asuntos sin importancia se lo dedicas a la gente que si te importa ¿no estás construyendo una mejor relación? Más información significa más tiempo para digerirla y más decisiones que tomar. ¿Cuál es la información relevante y cuál te está separando de tus relaciones vitales?

6.- Anota a tu pareja en el plan: No sólo te brindará apoyo, sino que al formar parte del plan, se podrán motivar mutuamente. ¿Listos para prestarse más atención el uno al otro?

7.- Sexo y más sexo: No es secreto, la química del cuerpo es poderosa y entre neurotransmisores y hormonas el ánimo y la relación cambia con el sexo. ¿Falta de deseo últimamente? Es natural que en relaciones prologadas y con vidas agitadas el fuego no se encienda al primer chispazo. Por eso conviene ir calentando el apetito poco a poco, o incluso, meter en agenda el encuentro. ¿Suena muy ejecutivo? Planear el sexo no lo enfría, al contrario, abre la oportunidad para que suceda. Y si en ese momento no estás en el “mood” quizás es cuestión de acercarse, comenzar el juego y sentir con el cuerpo y el corazón. ¡Manos a la obra!

 



Deja tus comentarios aquí: