Envejecimiento sano y feliz

Envejecimiento sano y feliz

En este mundo moderno la expectativa de vida de los seres humanos a expensas de los avances de la ciencia se ha prolongado. Pero es bueno recordar que la idea no es solamente cumplir años sino vivirlos de una manera plena, sana y disfrutar al máximo cada minuto. La mejor técnica para lograr esto es prevenir la aparición de enfermedades, aprender a lidiar con el estrés y sobre todo alimentar el espíritu de la misma manera que alimentamos el cuerpo.

De todas las condiciones que pueden aparecer durante el proceso de envejecimiento la que más indica que este proceso podría complicarse es la osteoporosis, y en recientes estadísticas publicadas por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, se demuestra que los números de esta enfermedad se han elevado no solo para las mujeres sino también en los caballeros.

Por esta razón he traído recomendaciones nutricionales y de estilo de vida que van a ayudarnos a prevenir y detener el proceso de envejecimiento de nuestro sistema óseo que al fin y al cabo es lo que nos sostiene y nos mantiene activos.

  • Lo primero es asegurarnos de tener suficiente calcio: para ello debemos elegir productos lácteos bajos en grasa y orgánicos. Pero aún mejor son los sustitutos vegetales de los lácteos, ya sea en forma de leche de soya o de almendras, puesto que además de tener una buena proporción de calcio, su absorción es mucho más fácil. Otras excelentes fuentes de calcio son las sardinas (con huesos) y vegetales de hojas verdes como el brócoli, lechuga, col rizada y berros, entre otros.
  • El tofu y el jugo de naranja natural también son excelentes fuentes de calcio así que si no estás tomando al menos 3 porciones diarias de los alimentos mencionados antes, o ya sufres de osteoporosis comienza ya y continua cualquier medida terapéutica que tu médico te haya recomendado.
  • Junto con el Calcio debe venir aparejado la vitamina D, y esto no es por coincidencia, pues esta prohormona es absolutamente necesaria para que la absorción de calcio sea efectiva. La mejor manera de obtener niveles adecuados de vitamina D es a través de la exposición al sol. Pero en aquellos casos donde haya déficit, es necesario reponer de manera rápida esos niveles con una dosis mínima de 1000 mg diarios. En algunos casos especiales esta recomendación podría aumentar.
  • Así como hay minerales que deben aumentarse para mejorar la salud de los huesos, hay otros que deben disminuirse como es el caso del Sodio. Es bien sabido que este mineral esta presente en toda la comida procesada, enlatada, la comida de chatarra y los congelados, y el sodio es uno de los nutrientes más descalcificantes que hay. Así que mantengámonos alejados de estos alimentos si queremos vivir sanos y felices mas tiempo con la energía de un cuerpo joven y activo.
  • Otros alimentos que debemos aumentar son las frutas y legumbres, pues son ricas en potasio, magnesio, vitamina C y Betacaroteno, que también forman parte del metabolismo óseo y por lo tanto deben estar presentes para que el calcio se absorba. Entre los más resaltantes de este grupo están los frijoles de todos los colores, el arroz integral, la avena, el banano, las frutas cítricas, el melón, y todas las frutas de la familia de las bayas.
  • Es importante limitar al máximo el consumo de la cafeína, el alcohol y las sodas, pues todos se comportan como robadores de calcio y aceleran el proceso de destrucción ósea con el consecuente riesgo de fracturas espontáneas y envejecimiento acelerado de todas las células de nuestro cuerpo.
  • Otro elemento clave para envejecer sanamente y feliz es la actividad física, donde deben combinarse actividades al aire libre, aeróbicas de bajo impacto, estiramientos y pesas ligeras. ¿Cómo hacerlo? Lo ideal es una rutina que nos guste,  y la asesoría de un experto en entrenamiento personal.
  • Los frutos secos y semillas también son una excelente arma para combatir la destrucción ósea y el envejecimiento, y esto lo hacen a través del aporte de magnesio, hierro, omega 3 y fibra. Así que tratemos de incluirlos en la dieta a manera de snacks.

Dicho esto sólo me queda recordarles que la edad física no es la que importa sino la que tiene nuestro espíritu y la que nos indican los exámenes de laboratorios… estos no se arreglan con cirugía plástica.



Deja tus comentarios aquí: