Comenzar de nuevo

Comenzar de nuevo

Una chica viene a consulta, me cuenta que el que es su novio desde hace ocho años con quien quería casarse le dijo que estaba esperando un bebé con otra persona. Esa dolorosa traición la había devastado y le había hecho perder el rumbo de su vida. Me pide ayuda y le digo que esta es su gran oportunidad para comenzar de nuevo. Esta es una historia que se ha repetido en mi oficina una y otra vez. ¿Quieres conocer el desenlace? Sigue leyendo este relato.

¿Cuándo hay que comenzar de nuevo?

La vida es un proceso orgánico donde ocurren nacimientos y muertes constantes, en una o en otra área de nuestra vida, a veces en todas. Con frecuencia nos resistimos a estos cambios. Estamos acostumbrados a lo conocido y nos quedamos demasiado tiempo en la zona de confort. Este lugar, en general, no es bueno, ni hay realmente felicidad, pero es cómodo aunque no produce desarrollo ni evolución. Vemos señales, pero preferimos mirar hacia otro lado, tenemos miedo de darnos cuenta de que debemos cambiar. Sentimos vacíos y antes que encararlos, es mejor evadirlos o llenarlos de otras cosas que no son las que resuelven ese vacío. Entonces, siendo que parte de la vida es crecer, a esta no le queda otra alternativa que quitarnos personas, situaciones, dinero, salud, todo para que hagamos lo que debemos hacer: desarrollarnos.

Si entendemos estos procesos de la vida, es preferible cambiar al ver las primeras señales. Eso no siempre ocurre. En el caso de mi renacida, esa relación no era buena, pero ella había puesto en esta todas sus ilusiones. Esta chica no quería ver que en esa relación no existían las condiciones para experimentar lo que ella anhelaba.

El mundo
nos está obligando a comenzar de nuevo

Además de los procesos individuales, como el de mi querida cliente, el mundo ha cambiado el último año y esto -nos guste o no- nos ha empujado a reinventarnos. Desde ver nuevas formas de trabajar; pasando por reconsiderar nuestro tiempo en casa con los niños; a revisar si realmente estamos en la relación que queremos estar; hasta aprender de tecnología, como fuente para mantenernos conectados con el mundo.

Este
proceso ha sido muy fuerte para algunos, nos ha hecho encarar la pérdida de
mucho, desde personas importantes para nosotros hasta las cosas más sencillas a
las que estábamos acostumbrados como tomar sol en la playa.

Siendo que
creo que hay una Inteligencia Infinita que mueve los hilos y tiene un propósito
para todo, sostengo que este movimiento colectivo nos está obligando a cambiar
y a pesar de las resistencias que podamos tener, eso es bueno. Creo que estar
vivos en este momento tiene un sentido y creo que ahora valoramos más el hecho
de existir. Entonces, si tenemos la fortuna de estar respirando y tú estás
leyendo estas líneas, ¿qué tal si haces que tu experiencia de estar aquí sea
vivida con mucha más consciencia? Si eso quieres, sigue leyendo que te tengo
algunas recomendaciones.

Del dolor a reinventarte

Cuando la vida te pone en situaciones dolorosas, al principio puede lucir el fin de tu mundo, pero en general no es más que el inicio de uno mejor.

La vida no te quita nada que realmente necesites. Sé que Dios es una generosa energía que siempre te dará más. Tu tarea para contribuir y reinventarte es limpiar y soltar lo que no es, para que entonces llegue lo que realmente corresponde.

En
definitiva, tú eliges cómo  vivir los desafíos que se te presentan. En
consulta privada o cuando facilito talleres abordando este tema, llevo a los
participantes a que puedan responderse ¿qué tengo que aprender de esa
vivencia?. Además, les apoyo a que hagan los cambios internos y tomen
decisiones más conscientes . El resultado es que su vida llega a nuevos y
mejores niveles de bienestar porque crean lo nuevo con mayor claridad.

Con frecuencia es difícil ver esto sin  ayuda profesional. A veces recurrimos a amistades, pero eso nada más es para quejarnos de lo vivido, sin mirar nuestra responsabilidad y el poder que tenemos para crear nuestra vida. Te invito a que si realmente quieres comenzar de nuevo en un área o toda tu vida, hazlo con consciencia. Busca ayuda y saca lo mejor de esta situación que te ha tocado vivir.

El resultado de comenzar de nuevo

Este artículo es inspirado en estas hermosas palabras que mi renacida me escribió. Aquí te coloco un extracto: …»Con las terapias descubrí que uno atrae lo que piensa y debido a que mi vida era así de vacía atraje cosas negativas. Me ocurrió esta experiencia que al principio pensé que me mataría de dolor y rabia, pero decidí transformarla para mi bienestar… he logrado muchísimas cosas increíbles estos meses. Ayer estuve en una competencia de correr en montaña.. nos perdimos y mantuve la calma. Allí vencí un gran temor que tenía… Gracias, querida Carla, por ayudarme a renacer”.

Esta
maravillosa chica, a propósito de su pérdida se reencontró consigo misma. Además,
descubrió pasiones y talentos que no había visto de sí. Aún tiene el deseo de
crear una familia, pero su vida ya tiene sentido por su relación consigo misma.
Y ella la disfruta plenamente mientras llega la persona indicada.

Milagros
así también te pueden suceder, si te abres a escuchar las señales que la vida
te da para descubrirte, reinventarte y comenzar de nuevo en una mejor versión
de ti mismo(a). ¡Vamos, tú puedes!

Foto creada por gpointstudio – www.freepik.es



Deja tus comentarios aquí: