Comer una manzana al día

Con cierta curiosidad he observado como algunos deportistas comen manzanas durante sus competencias. Hace poco observaba al tenista español David Ferrer devorar una manzana en el tiempo de descanso durante una larga jornada de juego en las competencias de Wimbledon.

Así que decidí investigar sobre esta fruta que si bien es harto conocida, generalmente la recomiendan como postre en vez de incitarnos a ingerirla de forma natural.

comer-manzana

Sólo en los Estados Unidos existen 2500 tipos de manzanas de los 7500 que se encuentran alrededor del mundo. Y como todos sabemos existen múltiples maneras de prepararlas. Bien sea en tartaletas, pies, en almíbar, las manzanas siempre son aceptadas. Pero no nos engañemos, mientras más procesadas estén menos serán sus beneficios.

Contiene pectina, una fibra soluble que ayuda a mantener el colesterol bajo y balancear el azúcar en nuestra sangre. Además protege al organismo contra los efectos de la contaminación ambiental porque favorece la eliminación de metales nocivos como plomo, mercurio y cesio que son inhalados especialmente por los habitantes de las grandes ciudades.Una manzana tiene 65 calorías y 3 gramos de fibra, además de poseer gran cantidad de vitamina C y otros antioxidantes.

El tanino que está presente en esta fruta tiene la particularidad de limpiar y desinflamar la mucosa intestinal lo que la hace muy efectiva para tratar trastornos digestivos.

Consumir una manzana diaria ofrece beneficios específicos para las personas diabéticas pues contiene ácido galacturónico, una substancia que equilibra los niveles de insulina.

comer-manzana2Contiene quercitina y naringina, dos potentes agentes anticancerígenos.

Son cien por ciento saludables para el corazón. Se ha comprobado que reducen el riesgo de desarrollo de enfermedades cardiovasculares, como apoplejías.

Llenan el estómago sin agregar exceso de calorías, por lo que ayudan a mantener el peso adecuado. Si consumimos una manzana antes de una comida regular, evitaremos comer más de la cuenta.

¿Increíble verdad? Después de conocer un poco más acerca de las propiedades curativas de la manzana, primero comprendí porque los atletas la incluyen como parte de su poderosa dieta de entrenamiento; segundo, entendí porque Adán sucumbió ante la maravillosa tentación y tercero, que luego de muchos años, logré comprender a la perfección las palabras del abuelo cuando sonrisa en boca decía «comer una manzana al día mantiene al médico en la lejanía».

 



Deja tus comentarios aquí: