Comiendo variado, colorido y nutritivo

Comiendo variado, colorido y nutritivo

Comenzó el día y me levanto con cierto malestar, ya sé que las hormonas del embarazo afectan mi gusto y mi olfato, por esto es común que algunos alimentos los rechace y prefiera otros. Pero definitivamente, y a pesar de los malestares y antojos, no podemos descuidar nuestra dieta durante los meses de gestación.

Mantener una dieta equilibrada y balanceada evitará que aumentemos exageradamente de peso y que podamos aportar a nuestro bebé todos los nutrientes necesarios para su formación.

No te puedo mentir, siempre he sido débil ante la tentación de un antojo, por lo general pizzas, tres leches o pies de limón y perro calientes encabezan mi lista, pero también puedo afirmar que nunca me he alimentado mejor que cuando estaba embarazada o lactando.

Lo primero es tomar cinco comidas al día, tres principales y dos meriendas, comiendo poco varias veces evitamos las náuseas y el hambre voraz que sentimos en algunos momentos.

La variedad de colores en tu plato también garantizará que comes alimentos que te aportan diversos beneficios, mi nutricionista recomienda al menos tres colores por plato de comida. Para darte una idea tenemos blancos como cebolla, ajo, champiñón; verde como acelgas, espinacas, lechugas; amarillos o naranjas como zanahoria, auyama, mandarinas, duraznos o piñas; azules o violetas como remolachas, ciruelas, pasas o berenjenas y rojo como fresa, tomate, patilla. Aportando color también te aseguras de consumir tus porciones de frutas y vegetales diarios, que son indispensables. La verdad no es para nada complicado presentar una variedad de colores y cuando el bebé comience con la alimentación complementaria también es un excelente truco para que se interesen en los alimentos nuevos.

Por último y no podía faltar en esta lista el agua, que si son seis vasos, ocho, 2 litros, no te los voy a medir, pero toma muuuuuuuucha agua, no la sustituyas por otra bebida, es agua lo que necesitas, las otras bebidas son complemento.

Loa antojos eventuales, no mermarán tu calidad de alimentación mientras sean eso, eventuales y como voy a ser una mamá feliz, de vez en cuando me permito un antojito.



Deja tus comentarios aquí: