Cómo aprender a ser resiliente

Cómo aprender a ser resiliente

La resiliencia es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límites y sobreponerse a ellas. Se trata de encontrar en nosotros mismos la fortaleza para llevar la carga que nos ha tocado.

Para aprender a ser una persona resiliente, es imperativo dedicar tiempo a conocernos e identificar más claramente nuestras necesidades y motivaciones, lo que nos impulsa y nuestros miedos. Cuando aumentamos el autoconocimiento, nos volvemos más fuertes a las críticas y le damos el justo valor que merecen. Para lograr esto es necesario cultivar la reflexión y la autoconciencia.

Otra manera de cultivar la resiliencia es descubrir nuestros talentos. En lugar de centrarnos en las carencias, hay que potenciar las virtudes, y así aumentar la autoestima. La gratitud y la generosidad desinteresadas abren esta puerta. Atrévete a fomentar estos actos de bondad contigo y con el otro.

La flexibilidad también juega un papel importante cuando nos encontramos en una situación estresante. Debemos practicar mirar los obstáculos y pensar cómo podemos abordarlos para luego actuar. Lo que no podemos solucionar debemos dejarlo de lado por un rato y avanzar con lo que sí podemos. La flexibilidad nos permite descentralizar el foco del dolor y el sufrimiento, y nos lleva a ver la situación desde diferentes perspectivas.

Practicar hábitos saludables como hacer ejercicios, comer sano y dormir también son herramientas para aprender a ser una persona resiliente. Además, interesarnos por el bienestar del otro, dedicándole tiempo a la familia, los amigos y la pareja. Ser positivo, valorar lo que tenemos, nos ayuda a desarrollar el optimismo y a ser realistas. En la vida debemos considerar no tomarnos las cosas tan en serio, tomar cierta distancia de los errores y aprender de ellos de la forma más humilde posible, incluso, otorgándole un poco de buen humor.

Entrenarnos en la resiliencia no es cosa sencilla, es un trabajo que hacemos de adentro hacia afuera. Si eres constante, con el tiempo se volverá tu estilo de vida. Lograrás ver el conflicto como una oportunidad y tu escudo serán tus propias potencialidades y autoestima.



Deja tus comentarios aquí: