Cómo cambiar y no morir en el intento

Hoy tuve una dosis de Inspirulina y quise compartir esto con toda la comunidad.

cambio

Hablamos de cambios la mayoría del tiempo; este año si cambiaré, la otra semana cambio, el lunes comienzo a hacer lo que me falta, sé que tengo que cambiar pero poco a poco y de todas las formas existentes posponemos nuestros cambios, tal vez por miedo a lo que está por venir o por el status quo, pero independiente de lo que paraliza el cambio, la realidad es que pasa el tiempo y seguimos siendo los mismos; no cambiamos.

«Algunas personas quieren que algo ocurra, otras sueñan con que pasará, otras hacen que suceda.»  Michael Jordán

Hay una gran cantidad de información y herramientas que nos ayudan a cambiar. A pesar de tantos intentos de cambio; generalmente fracasan, en su mayoría porque no se gestionó el cambio de la manera correcta. Cuanto mayor sea el cambio, más probabilidades hay de encontrar resistencia. Sumado a ello, el cambio a menudo toma tiempo y paciencia, por lo que debes tener una visión clara de tu vida, o te quedarás paralizado toda tu vida lamentándote por un cambio realizado.

“Para cambiar hay que accionar, pero también hay que planificar el proceso de cambio”

Algunos comienzan el proceso del cambio con un cambio evolutivo que les lleva a cambiar aspectos de su vida de forma incremental, van mejorando poco a poco y sin apuros, lo que nos da un primer indicio de ir transformando aspectos negativos en la vida, pero lentamente. Estas personas probablemente nos les alcance la vida para cambiar.

No todos están preparados al cambio, no todos quieren cambiar, no todos saben que deben cambiar, pero lo que si es cierto es que sí todos cambiáramos, nuestro mundo fuese mucho mejor.

Otro tipo de personas cambian incitados por la crisis, no es un cambio espontáneo, sino es la respuesta a necesidad urgente, lo que les motiva a ir a otro lugar mucho mejor que el que se encuentran. El no conseguir detergente obligó a muchos a usar otro tipo de producto para lavar su ropa, y de esta manera cada crisis refleja un cambio como respuesta a la situación negativa. Quienes cambian por crisis generalmente estarán empujados a hacer de su vida una respuesta a las emergencias.

Pero hay personas que saben que necesitan cambiar, quieren cambiar y caminan día a día rumbo a la trasformación. Este tipo de cambio es manejado por la visión, son personas claras en sus metas, propósito y misión, las cuales saben que deben ir de un punto 1 (Situación actual), a un punto 2 (Meta Final) y caminan constantemente en esa dirección.

Algunos afirman que el cambio es difícil y que la vida se complica con todo lo que implica cambiar. Pero la verdad es que tu vida será otra; puede producir dolor, pero debes añadir placer al dolor.

Muchas veces el cambio se dificulta por el Status Quo, lo que genera apatía e inercia. Yo no cambio porque no sé lo que dirá mi esposa y familia, o lo que dirán los vecinos y el qué dirán nos lleva a un grado de parálisis en el proceso de transformación, limitando los pasos hacia una vida de éxito.

El cambio significa perdida de seguridad, competencia, relaciones, territorio y generalmente es doloroso. Es como cuando tu cuerpo cambia; en algunas mujeres los cambios hormonales traer fuertes dolores, en otras personas cuando le salen las cordales produce dolor de encías, en otros niños cuando están creciendo les surgen fuertes dolores de huesos. El cambio siempre traerá dolor, pero depende de ti agregar placer a ese dolor.

¿Puedo adaptarme al cambio?, ¿Estoy [email protected]?, ¿Cómo controlo mi miedo y ansiedad?, ¿Cómo supero el qué dirán?

Cada una de estas interrogantes puede surgir en tu vida al momento de cambiar, por lo tanto es importante tener claro el proceso de transición o cambio y trabajar en función de ese proceso de vida. JM Fisher logra explicar el proceso de la transición o el proceso del cambio, definiendo claramente las etapas que pasamos al cambiar, explicando cómo las personas responden a los cambios.

Fisher identifica ocho etapas por las que las personas pasan a través de un proceso de cambio; 1.La ansiedad y la negación, 2. Felicidad, 3. Miedo, 4. Amenaza, 5. La culpa y la desilusión, 6. La depresión y la hostilidad, 7. Aceptación gradual y 8. Avanzar

el-cambio-una-oportunidad

Algunas personas logran moverse más rápidamente a través de las etapas que en otras, influyendo su temperamento, las experiencias de vida, el grado de control, entre otros aspectos importantes. Lo que es cierto es que estas personas también pueden retroceder a una etapa anterior en función de su situación. Lamentarse por renunciar a su trabajo, dejar su país, vender su vehículo o casa, lo que puede acabar con su futuro y dañar cada día de su presente.

En todo el proceso de cambio, una persona que anhele cambiar o ser un agente de cambio, de identificar en que parte del proceso del cambio se encuentra y seguir caminando hacia su visión, de lo contrario caerá en depresión y hostilidad.

¿En qué etapa del proceso del cambio está tu vida?

Las personas generalmente reaccionan mal al cambio, hay una resistencia, tienen miedo de lo que está por venir y cómo podría afectar en forma negativa su vida. Están ansiosos y en estado de shock, luego siguen a la segunda etapa expresando un grado de felicidad o el alivio de la situación, se alegran de que algo está sucediendo en su vida, siendo esta felicidad la que reduce el temor que siempre estará presente en todo el proceso.

Algunas personas no son capaces de moverse hacia adelante, no dan el primer paso y se quedan atrapadas en la etapa de la negación, la desilusión o la hostilidad. Por eso es importante rodearte de personas que sean dadas al cambio; agentes de cambio; que pueden convertir en campeones a otros y apoyarles para llegar al éxito.

“Si dejas salir todos tus miedos, tendrás más espacio para vivir todos tus sueños”       

En el proceso del cambio, el tiempo es muy importante. Sí tratas de forzar el cambio antes de tiempo, es probable que el cambio fracase, por lo tanto es importante cumplir el proceso. Todos podemos triunfar, todos podemos cambiar, debes comenzar a dejar tus miedos a un lado, y dejar espacio a los sueños de vida y futuro. Tu vida será mucho mejor con cambios positivos, no te detengas y sigue adelante camino a la transformación.

 


Deja tus comentarios aquí: