¿Cómo decir lo que sientes sin destruir (te) en el intento?

¿Cómo decir lo que sientes sin destruir (te) en el intento?

Poder expresar lo que sientes es definitivamente un don, una bendición; no todas las personas pueden hacerlo. Muchos prefieren tragar lo que sienten, y abren sin querer la puerta de la minimización, del aguante desmedido y de la insatisfacción y la impotencia. Soportar pasivamente lo que no se desea puede llevarte a sentir irrespeto hacia ti mismo, y esta es una sensación muy desagradable.

Otras personas, al contrario, pueden expresarlo con tanta facilidad que no se miden, que echan hacia fuera eso que sienten como una represa que se rompe llevándose todo a su paso.

La fórmula es ser asertivo, esa capacidad que tenemos de expresar lo que pensamos y sentimos sin irrespetar a los demás o a nosotros mismos. Para eso se requiere, por supuesto, de autoestima, de autoconfianza, y para adquirirla no es suficiente leer este u otros artículos, o libros sobre el tema, porque esta habilidad de comunicación solo se aprende con la práctica.

¿Qué ganamos siendo asertivos?

Logramos ser nosotros mismos, libres, auténticos, en bienestar. Siendo asertivos no necesariamente lograremos lo que deseamos o evitaremos que el mensaje sea malinterpretado, ya que la percepción es libre, pero con seguridad podremos dejar claro aquello que sentimos, al menos para nosotros, y eso, sin duda, es una ganancia enorme.

Principios bases para ser asertivo

• Merecimiento: mereces ser respetado, por lo que optar a algo distinto a ese derecho no es un camino.
Desestimar la telepatía: los demás no pueden leer tu mente, necesitas expresarte.
• Los rodeos agotan y confunden: irte por las ramas en una verborrea sin sentido complicará la comprensión de tu mensaje. Menos es más, sé concreto en lo que tengas que expresar.
• Asume la propiedad de tus sentimientos: atribuirle a otros lo que sientes es injusto, eres tú el responsable de tu sentir, de modo que es vital hablar en primera persona, ejemplo: yo me siento, en lugar de tú me haces sentir.
• Decir las cosas a tiempo: acumular sentimientos puede hacerte estallar. Nada como decir lo que se quiere decir en forma oportuna.
• Quien se siente atacado se defiende: mantener esto en mente te tornará más cuidadoso al expresarte desde el entendimiento de que atacar a otro solo te llevará a obtener más complicaciones y separaciones.

Un modelo de comunicación asertiva:

• Describe los hechos: haz referencia a la conducta o situación sobre la cual se basa tu sentir, deja de lado juicios y ofensas.
• Expresa lo que sientes en primera persona, en la forma más calmada posible.
• Indica las consecuencias y alternativas: describe el impacto de que se repitan los hechos.

Ejemplos:

• He observado que estás trabajando arduamente, de modo que has podido cumplir con todos los objetivos planteados a tiempo, y esto me hace sentir muy orgulloso de ti. Mantente así, y pronto podrás obtener recompensas por tu esfuerzo.
• Continuamente emites opiniones y juicios sobre mi vida privada lo que me hace sentir molesto e incómodo. Necesito que no lo vuelvas a hacer conmigo para que podamos mantener una relación saludable.

Ser asertivo es posible

Si nunca has podido lograrlo, bien sea por agresividad o pasividad, te recomiendo ir avanzando con pequeños pasos, es decir, en situaciones de bajo impacto hasta que te vayas habituando, como, por ejemplo, pedir cambio ante un plato en un restaurant que no era el que pediste, o devolver una prenda de ropa que vino defectuosa, para ir progresivamente manejando situaciones personales más complejas.

“La forma en que nos comunicamos con los demás y con nosotros mismos, en última instancia, determina la calidad de nuestras vidas” Anthony Robbins



Deja tus comentarios aquí: